En el sur de la isla de Borneo se encuentra el Parque Nacional Tanjung Puting, considerado una de las zonas de mayor concentración de estos simios y que está declarado Reserva de la Biosfera. Lo particular de viajar a esta zona es que las excursiones para recorrerla y conocer de cerca a los orangutanes, que pueden durar varios días, se realizan, si se desea, abordo de unas embarcaciones de madera llamadas klotok, donde incluso se pernocta.

El Parque cuenta con un centro de recuperación de estos animales. Se compone de tres campos donde es posible verlos en libertad, tanto algunos muy acostumbrados a los humanos como a otros, más salvajes, que rehuyen el contacto. No hay grupo de turistas que no se enamore de los pequeños recién nacidos, o que no disfruten al verles jugar en grupo. Es por ello que esta aventura incluso la pueden disfrutar familias con niños.

Para llegar a Tanjung Puting, lo habitual es ir en avión hasta Pangkalan Bun, desde allí ir a Kumai y contratar un barco que remonte el río hasta el punto de recepción de turistas del parque, siempre acompañado de un guía local. El precio de estas rutas depende, obviamente, del número de días, pero también de si se quiere un klotok privado o no. Para los que tengan prisa y quieran ahorrar, un tour de tres días es posible a partir de 250 € con agencias locales.