Europa

Europa

Fin de semana en Moscú

El corazón de Rusia

Moscú, la capital de Rusia es una ciudad vibrante y moderna, con más de 850 años de historia. Aquí se concentra el poder político y económico del país, instituciones y Qué ver Si dispones de pocos días la visita en Moscú debe empezar por la espectacular y grandiosa Plaza Roja. Aquí se ubican gran parte de los puntos de interés turístico de la ciudad. El Kremlin, el Mausoleo de Lenin, la Basílica de San Basilio, la catedral de Kazán y el Museo de Historia de la capital. Krásniy en ruso quiere decir bello o rojo. La Bella Plaza o Plaza Roja, es el corazón de Moscú y de Rusia. Tiene 695 metros de largo y 130 metros de ancho al lo largo del muro este del Kremlin. Las estaciones de metro más cercanas son Ojotny Riad y Plóschad Revolutsii. Hay que destacar que el metro de Moscú es uno de los más bonitos del mundo. Algunas estaciones son verdaderas obras de arte. En la misma plaza se encuentra el famoso Mausoleo de Lenin que abre solo por las mañanas y los famosos Grandes Almacenes Estatales, GUM que son uno de los centros comerciales mas grandes de Rusia desde 1893. El edificio de largos pasillos, y tres pisos de altura se extiende a lo largo de la Plaza Roja. También en la Plaza Roja se encuentra la famosa Basílica de San Basilio, Es la imagen de Moscú por excelencia. El edificio tiene una leyenda negra. Construida por el Zar Iván el Terrible, se cuenta que cegó después a los arquitectos, para que no pudieran construir otra maravilla igual. Cierra los martes y los primeros lunes de cada mes. El templo son en realidad diez iglesias y la torre más alta mide 47,5 metros. Y el Kremlin, fundamental. El complejo arquitectónico es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es imprescindible. Es el centro histórico de Moscú y la parte más antigua de la ciudad, además de la residencia oficial del presidente de la Federación de Rusia. El Kremlin es una gran obra maestra y en su territorio se encuentran concentrados los monumentos más antiguos de Moscú y museos con colecciones ùnicas en su gènero. Se puede visitar la Armerìa, la Catedral de la Anunciaciòn, la Catedral de San Miguel Arcàngel, la Catedral de la Asunciòn, el Palacio del Patriarca, La Iglesia del Manto de la Virgen, el conjunto del Campanario Ivàn el Grande y la Plaza Catedral. Aquí esta también la residencia del Presidente y algunos días se pueden ver los movimientos del gobierno. En tu camino al Kremlin,  en el Jardín de Alejandro al pie de la muralla del Kremlin se ve la tumba del soldado desconocido con su llama eterna, encendida con el fuego traído de San Peterburgo del Campo de Marte. La Catedral de Nuestra Señora de Kazan fue la primera iglesia reconstruida de nuevo en Moscú. Su origen se remonta a 1636 y fue edificada en madera gracias a donaciones personales del primer zar de la dinastía de los Románov, Miguel I. La catedral fue destruida por orden de las autoridades soviéticas que la sustituyeron por unos baños públicos. Entre 1990 y 1993 el templo volvió a ser levantado basándose en los planos originales. Visible desde cualquier punto de la ciudad, la blanca Catedral del Cristo Salvador, con su cúpula dorada, y que pertenece a la iglesia ortodoxa. Fue construida en el siglo XIX en honor a la victoria de Rusia contra Napoleón y destruida por Stalin en 1931. La que vemos hoy es una réplica de la original. Delante de la Catedral hay un puente que cruza el río Moscova, desde el que se contemplan unas maravillosas vistas sobre el Kremlin. Otro edificio con historia al que merece la pena dedicarle algún tiempo es el Monasterio de Novodevichi, el segundo conjunto arquitectónico de importancia de Moscú después del Kremlin. Es el monasterio del Lago de los Cisnes. Aqui está también el Cementerio Novodévichi muy curioso y donde están enterradas grandes personalidades, más de 27.000 tumbas, entre las que se encuentran las de distinguidos escritores, actores, poetas, científicos, líderes políticos y militares. Edificos como la Universidad de Moscú o el Parque de la Victoria. Grandiosos recuerdos de la  antigua Unión Sovietica. Y si dispones de algo de tiempo te encantará acercarte al mercado Izmailovo, fuera de las rutas turísticas de los grupos organizados. Hay que regatear y solo en ruso, pero merece la pena para encontrar recuerdos diferentes y artesanía. Desde relojes del antiguo ejército sovietico hasta cámaras de fotografía antiguas con trípode y cortina negra. Un rincón auténtico de Moscú. Moscú es una ciudad inmensa, donde hay mucho que ver. A pesar de los años transcurridos, la antigua Unión Soviética se respira en sus amplias calles, algunas hasta de diez carriles, los edificios de viviendas con las entradas en el interior de las manzanas. Es una ciudad con rincones como la calle Arbat, ahora peatonal, y donde hay un montón de terrazas, tiendas de recuerdos, edificios y monumentos arquitectonicos y cafés. Con tiempo museos, monumentos y edificos históricos son parte del atractivo de la ciudad. Podemos destacar la Casa Gorky, construida en estilo modernista, una joya que no debes perderte. No está en los circuitos turísticos de la ciudad pero es auténtica. Perteneció a un rico comerciante ruso que huyó durante la revolución y fue más tarde regalada a Gorky. En esta casa se llegarón a reunir Gorky, Stalin, Voroshilov y Kaganovich. Se exiben objetos personales del autor y documentos que muestran como su figura se usaba como prototipo del buen escritor revolucionario. Dónde comprar Actualmente en Moscú, pasa como el cualquier otra gran ciudad, han proliferado los grandes centros comerciales y se puede encontrar prácticamente de todo. En la Plaza Roja, los antiguos Grandes Almacenes Estatales, GUM son uno de los centros comerciales mas grandes de Rusia y de Europa. Aquí encontrarás, desde grandes marcas internacionales de lujo, hasta comercios más asequibles. Los Grandes Almacenes Centrales son un auténtico templo de la moda, todos los grandes diseñadores del país tienen aquí su escaparate, Tsoum, nombre que heredó de la antigua URSS. está muy cerca del famoso Teatro Bolshói en la calle Petrovka. El pasaje Petrovski, dotado de bonitas vidrieras es otro de los centros comerciales más punteros. Productos gastronómicos en Yeliseyevsky, un antiguo comercio de ultramarinos de la Tverskaya que sigue manteniendo intacta su esencia y donde encontrarás todo tipo de productos incluido el caviar y el vodka ruso. También venden productos de artesanía. Y para comprar juguetes o ir con los peques el Dietsky Mir, esta en pleno centro de la ciudad y es un edifcio de cuatro plantas que también ha mantenido su atmófera. Próximo a las antiguas oficinas centrales del KGB,  impresionante. Dónde comer Moscú es a nivel gastronómico una ciudad cosmopolita. La variedad gastronómica te va a sorprender. Se puede encontrar casi cualquier tipo de restaurante y con menús ajustados a todos los bolsillos. En la Calle Arbat y en los centros comerciales hay gran variedad de restaurantes y locales donde comer o picar algo. Lo más curioso es el tema del vodka. Se pide por gramos y acompaña a las principales comidas. "Му-му": руѝѝкаѝ кухнѝ es una cadena de comida rusa asequible. Hay varios locales por la ciudad, el Khachapuri céntrico, tranquilo y muy cómodo, el Oblomov de comida rusa, el Noyan Tun de cocina armenia o el Café Pushkin, son algunos de los más conocidos. Donde dormir En Moscú los hoteles no son como en el resto del mundo. Las estrellas a veces no coinciden con la categoría del hotel. Hay una amplia oferta de alojamientos, pero lo mejor es reservar en agencia o vía internet antes de viajar. A veces los que aparacen con tres o cuatro estrellas no son lo que esperamos. Hay que tenerlo en cuenta. De todas formas hay algunos hoteles de super lujo como el Metropol, el Ararat Park Hyatt o el Baltschung-Kempinsky.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.