Europa

Europa

Diseño y naturaleza a una hora de Lisboa

En el Hotel Areias do Seixo se respira una tranquilidad absoluta

La tranquilidad que inspira la naturaleza se encuentra en pocos lugares creados por el hombre. Por eso, en numerosos espacios, desde hoteles a restaurantes e incluso tiendas, se recurre a una decoración basada en muebles de materiales nobles, y con elementos en tonos que recuerdan a los mismos que ofrece la naturaleza. Portugal es un país verde, con una rica oferta natural de pinares, dunas de arena, paisajes infinitos y playas abiertas al Océano Atlántico. Entre sus ciudades y campos se pueden encontrar rincones aún sin descubrir que están a la espera de ser descubiertos por algún intrépido explorador en busca de territorios secretos. El Areias do Seixo es un hotel de cinco estrellas situado a poco menos de una hora al norte de Lisboa. Este alojamiento ecológico llama la atención a primera vista por la singular integración que ha llevado a cabo con la naturaleza que lo rodea. La fusión es tal que casi no se sabe decir si es el hotel el que se ha adaptado al entorno o ha sido la propia flora la que ha hecho lo propio con el hotel. Su privilegiada ubicación, a solo cinco minutos de la playa, es únicamente la primera de su gran lista de ventajas. La originalidad, el confort y la sofisticación han encontrado el equilibrio exacto para ofrecer a todos los huéspedes una decoración natural, cálida y sin artificios en cada una de las 14 habitaciones con las que cuenta. Todas son diferentes, y en ellas la imaginación comparte protagonismo con la madera, los tejidos orgánicos y las velas. Mirando por sus ventanales se observa el Océano Atlántico y las dunas de la playa, todo un lujo del que se puede disfrutar sentado en la terraza cubierta o al cobijo de la chimenea. El restaurante del hotel Areias do Seixo propone sugerencias gourmet y platos realizados con ingredientes frescos y ecológicos que despiertan no solo el gusto, sino todos los sentidos al mismo tiempo. Muchos de ellos recién recogidos del huerto que posee el hotel y disponibles también en su tienda. Sin duda, el mayor encanto del Areias do Seixo reside en que, además de pensar en el bienestar de sus clientes, tiene en cuenta el medioambiente y lo respeta. De hecho, parte de su decoración proviene de árboles caídos y materiales reutilizados. El buen gusto está presente en cada una de sus estancias y se evidencia en pequeños detalles como las velas y el perfume. Los espacios se dividen en dos plantas, en la superior se encuentra la recepción, la piscina, el comedor y las terrazas, mientras que el piso inferior acoge las habitaciones. Estancias amplias en tonos claros y acogedores que crean un ambiente romántico y que favorece la desconexión de la rutina. Existen tres tipos de habitaciones, una Love –a modo de suite-, tres Gold, o superiores, y diez Land o estándar. Doseles, hormigón, letras de madera envejecida, flores, pizarras e incontables detalles que convierten el hotel en un lugar único. El hotel tiene aparcamiento privado gratuito y un curioso reloj que señala en tiempo real el consumo que se está realizando de agua, gas y electricidad en todo el establecimiento. Además de un apetecible Spa con sauna, baños de vapor y servicio de masajes. El Areias do Seixo es el lugar perfecto para disfrutar de un fin de semana de bonitos atardeceres en buena compañía.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.