Pese a las iniciativas anteriores que sugerían una ola artificial en el barrio de Hortaleza, y que no se llevaron a término, finalmente, CityWave ha conseguido traernos las mareas a la capital. Y pese a lo que se podía esperar, el lugar elegido ha sido el municipio de Alcorcón a unos 20 minutos del centro de la capital.

Además, también cuentan con una tienda, una escuela de surf y un skatepark. Por cada turno hay 12 personas y duran cuarenta y cinco minutos. La estatura mínima para poder saltar al agua es de 1,10 metros y no hay restricciones en cuanto a tablas. Es decir, no hay que usar tablas especiales por el hecho de estar en una piscina de olas.

Navidad en CityWave Madrid | Foto cortesía de CityWave Madrid

Seguramente que la mayoría de surfistas residentes en Madrid han recibido este momento con alegría y el neopreno puesto. Por fin no tenemos que reservar el fin de semana para hacer surf, cuadrando con amigos para aprovecha el viaje y que las condiciones del mar sean buenas.

Cierto es que una ola artificial no es tan excitante como una ola de verdad, pero ya no tendremos que usar el longboard como sustituto del surf. No hará falta pensar que el duro cemento no duele si nos caemos. Si ahora, a alguno se le antoja coger una olita el domingo, puede hacer sin mayor complicación.

Surf urbano en Múnich | Foto de Daderot. Fuente Wikimedia Commons. Licencia Dominio Público

No hace falta ser experto para poder darte un chapuzón, pues cuentan con clases de surf para todos los niveles. Si el verano pasado te iniciaste en el surf y te dio pena tener que ponerlo en pausa, ahora puede retomarlo sin que te olvide todo lo que habías aprendido.

A partir de ahora, no solo Múnich disfrutará de una ola urbana.