Viajestic » Curioso

Historia

Fortaleza de Suomenlinna: Descubre una de las grandes joyas de Finlandia

La Fortaleza de Suomenlinna es uno de los rincones con más historia de Finlandia. Es toda una joya, por eso queremos que la descubras. ¡Te fascinará!

Fortaleza Suomenlinna

Imagen de Michal Pise en Wikipedia, licencia: CC BY 2.0 Fortaleza Suomenlinna

Publicidad

Suomenlinna es una fortaleza que fue construida nada más y nada menos que sobre seis islas, por el Reino de Suecia, en el año 1748. Su objetivo era tratar de evitar, por mar, el temido avance de la Rusia imperial. A pesar de todos los esfuerzos, tan solo unos años después (1808), la fortaleza cayó rendida ante los rusos. Éstos la ocuparon durante, aproximadamente, 100 años.

Concretamente hasta que Finlandia, a finales de 1917, se declarara completamente independiente. En cuanto tomaron el control total de la fortaleza, los fineses decidieron cambiar el nombre. Este lugar pasó de ser Sveaborg (castillo sueco) a Suomenlinna (castillo finlandés). Bien es cierto que, en la actualidad, se le conoce por cualquiera de los dos nombres.

Un dato a tener en cuenta es que en el año 1973, el ejército tomó la decisión de abandonar este lugar. Un tiempo después, concretamente en 1991, esta fortaleza llegó a ser declarada como Patrimonio Mundial. Actualmente, es uno de los rincones de Finlandia más visitados y, siendo honestos, no es para menos. ¡Puedes sentir su historia a cada rincón!

Fortaleza Suomenlinna | Pixabay

¿Cómo llegar a la fortaleza de Suomenlinna?

Está, aproximadamente, a un par de kilómetros de la costa de Helsinki. La única manera de llegar allí es mediante un ferry o un autobús acuático, que salen de la Plaza del Mercado. Eso sí, salen desde distintos puntos y llegan a diferentes zonas de la isla donde se encuentra esta preciosa e histórica fortaleza de Suomenlinna.

¿Qué ver en esta fortaleza?

Debemos tener en cuenta que se trata de un conjunto de murallas, edificios históricos y antiguos bastiones. Si decides viajar hasta allí en ferry, nada más llegar encontraréis las indicaciones correspondientes a la Ruta Azul. Es el más turístico y el ideal para no perderse ningún tipo de detalle de la isla.

Este recorrido, que va de norte a sur, se realiza a pie. Apenas llega a los 2 kilómetros, pero el paseo puede alargarse dependiendo de lo que se decida visitar o no. Lo que es evidente es que cada detalle es espectacular. Como imprescindibles encontramos tanto la Iglesia de Suomelinna como el Museo. Bien es cierto que éste no es el único, puesto que también hay otros tantos: Museo del juguete, el militar, el de aduanas, el de Augustin Ehrensvärd y, por supuesto, el submarino Vesikko. Otros puntos de interés a tener en cuenta de esta isla no solamente podemos encontrarlo en la Plaza de Armas, sino también la Puerta del Rey, los cañones de la época rusa o, incluso, el Dique Seco. Lo que es evidente es que esta fortaleza no te dejará indiferente.

Publicidad