La aerolínea KLM en colaboración con la Universidad de Delft (Países Bajos) han desarrollado un prototipo de avión “Flaying-V”. Como su nombre indica, la letra V hace referencia a la forma de la aeronave que será empleada para vuelos de larga distancia y de alta eficiencia energética.

Frente a los diseños de las low-cost que quieren meter más asientos y reducir el espacio que tiene cada pasajero, el diseño de este avión eficiente tiene en cuenta la comodidad del pasajero e integra la cabina de pasajeros, la bodega de carga y los tanques de combustible en las alas, lo que da lugar a su curiosa forma en V.

Actualmente el modelo de avión más avanzado es el Airbus A350, no obstante, Flaying-V tiene un peso más ligero y una forma mucho más aerodinámica, lo que se traduce en una reducción del 20% en el uso de combustible. Como vemos este nuevo modelo es más “eco-friendly” o sostenible. Seguramente os preguntéis si su espectacular forma en V no será un problema para seguir usando las infraestructuras actuales. La respuesta es no, ya que los responsables de esta investigación y diseño han dotado a Flaying-V de la misma envergadura (distancia que hay de un ala otra del avión) que el A350, que son 65 metros. Todo tiene que ser lo más ligero posible para maximizar la eficiencia que proporciona la novedosa forma del avión.

FlyingV | Foto de Edwin Wallet, Studio OSO. Fuente Universidad de Delft

Como se mencionaba anteriormente, los investigadores de esta aeronave del futuro han incluido en la ecuación la experiencia de los pasajeros. Tendrá una capacidad para 314 personas, distribuidas entre las dos alas. Mediante la disposición de los asientos en las alas hasta el diseño de las sillas y los baños, esperan que la experiencia del vuelo sea confortable y agradable. Peter Vink, profesor de ergonomía aplicada y diseño en la Facultad de Ingeniería de Diseño Industrial, participa en el proyecto: “La nueva forma del avión significa que tenemos oportunidades emocionantes para diseñar el interior, haciendo que volar sea más cómodo para los pasajeros. Por ejemplo, como parte de la investigación de Flying-V, estamos buscando nuevas opciones para descansar o tomar la comida en el avión. Ofrecer comida de un buffet es una de las opciones en las que estamos pensando" comenta Peter Vink en la web del proyecto.

Aún hay más, pues el próximo mes de octubre los investigadores presentarán el prototipo volador y así se sabrá si el Flying-V puede permanecer estable y confiable mientras vuela a bajas velocidades, especialmente durante el despegue y el aterrizaje. La demostración será en el aeropuerto de Schiphol en Amsterdam.

Así pues, del 3 al 13 del próximo mes de octubre podremos ver el primer prototipo de este avión del futuro, que está en el presente, en el aeropuerto holandés de Schiphol (Amsterdam).

Para conocer más sobre el proyecto visita la web.