Con tradición

Con tradición

Cinco bares muy castizos de Madrid

Locales de siempre en los que tomarte una caña bien tirada y una tapa a la vez que charlas con tus amigos.

La Ardosa, una bodega centenaria
La Ardosa, una bodega centenaria | Gusto Guides

Seguro que te interesa

No conoces Madrid si no has hecho estas 20 cosas

De Madrid al Dos Cielos de los hermanos Torres

El invierno en Madrid es frío y seco, corta la piel nada más poner un pie en la calle. Siempre se han buscado fórmulas para aguardarse del frío estival y la preferida de los madrileños es ir de bares. Cualquier razón es buena para disfrutar de una cerveza y alguna tapa de la casa, por eso hemos seleccionado cinco bares.

Bodega de la Ardosa

El establecimiento está situado en la calle Colón, en el barrio de Justicia y su historia se remonta a 1892, año en el que Rafael Fernández Bagena funda la cadena de bodegas La Ardosa de Madrid. Aunque los que llevan al auge a este rinconcito madrileño son la familia Monje, tal es su éxito que será una de las primeras bodegas en distribuir cervezas internacionales en la capital. En verano sus dos puertas se abren dejando que la calle entre hasta la barra.

Bodega de la Ardosa | Vip Gourmet

La Petisqueira

En pleno barrio de Malasaña, en la esquina de la calle Churruca con Mejía Lequerica encontramos este bar del siglo pasado. Paredes negras, barra bien hermosa y llena de apetitosas tapas, y por supuesto alguna máquina “tragaperras” para que no pierda esencia. Al lado de la Escuela Municipal de Arte Dramático y de un Colegio Universitario, la “Petis” (así se la conoce entre sus parroquianos) es el punto de encuentro de estudiantes, trabajadores de oficinas cercanas o meros transeúntes. Su popularidad se pude haber visto agraciada por la generosidad de sus tapas, desde mini hamburguesas a un plato de huevos rotos. Por supuesto no puede faltar una Mahou a la cita.

La Petisqueira | La Petisqueira

Cantina La Traviesa

En el Madrid más Madrid, en el de los Austrias está La Traviesa, en plena calle Cuchilleros. Es alabada por su buena atención y cantidad de los platos, además de la fantástica elaboración de sus croquetas y el revuelto de morcilla. A pesar de estar en el centro de la ciudad, no suele ser frecuentado por un excesivo número de turistas. Sus dimensiones no son muy grandes, pero resulta acogedor y nada agobiante. Para aquellos que se encuentren cerca de la plaza Mayor, esta es una buena propuesta.

Cantina La Traviesa | Cantina La Traviesa

Cervecería Quevedo

¿Qué tal un paseo literario por el Barrio de Las Letras? Para no dar lugar a errores, este bar se encuentra en la calle homónima. Se llena fácilmente, sus dobles de cerveza y sus copas de vino son como agua de mayo para los que pasan por allí. Tapas como las croquetas tampoco tiene desperdicio alguno. Es un sitio ideal si lo que se quiere es cenar de picoteo y tiene un ambiente bastante agradable. Una de las cosas buenas de su localización, es que está rodeado de más bares y tabernas como por ejemplo Taberna Mariano.

Cervecería Quevedo | Cervecería Quevedo

Taberna Mariano

Este local también es vecino del Barrio de Las Letras, es uno de esos en los que tienen los jamones y chorizos colgados en la pared, y la pared de azulejo con la barra de metal. Un estilo de antaño, para los nostálgicos. Su ambiente es más tranquilo y distendido que el que se puede encontrar en Quevedo. Lo mejor que se puede pedir en esta taberna son unos torreznos o un plato de embutido. Se encuentra en el número 25 de la calle Lope de Vega.

Taberna Mariano | Espaciodeco

Seguro que te interesa

Los 3 mejores bares del mundo (y el mejor español)

Cinco bares europeos para quedarse helado

Verónica Imedio | Madrid
| 31/01/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.