TecnoXplora » Móviles

MÓVILES

Para qué sirve que tu móvil tenga GPS de doble banda

Es una característica a la que no le prestamos la suficiente importancia.

Ubicación en un móvil

Ubicación en un móvil Photo by Priscilla Du Preez on Unsplash

Publicidad

Nuestros teléfonos móviles se han convertido en dispositivos completamente autónomos, también cuando hablamos de ubicación. Hace años no era habitual que un móvil tuviera GPS y para eso existían dispositivos específicos. Pero ahora sí que es habitual, por muy barato que sea un teléfono móvil. Pero hoy en día hay teléfonos que no solo cuentan con GPS, sino que este además es de doble banda, una característica que muchos desconocen, pero que en realidad es más importante de lo que podríamos pensar. Una funcionalidad que no está disponible en todos los teléfonos, solo en aquellos que son algo más caros de lo habitual.

Más precisión, ante todo

No cabe duda de que cuando se trata de usar el GPS, lo que buscamos es que nuestro teléfono nos ubique de la forma más precisa posible. Esto es algo similar en los diferentes móviles, quizás unos pueden ser más o menos precisos por la calidad de sus antenas, pero sin duda hay un salto cualitativo cuando se trata de equipar un GPS de doble banda en nuestro teléfono. Esto es así porque con esta tecnología el terminal puede contar con una precisión aún mayor de la que estamos acostumbrados.

Ubicación en Google Maps
Ubicación en Google Maps | Photo by NESA by Makers on Unsplash

Porque la tecnología de GPS de doble banda lo que nos ofrece es un rango de error menor a la hora de obtener la ubicación. Nuestros móviles deben conectarse a una red de 24 satélites, que son los que nos devuelven el posicionamiento exacto al terminal, en combinaciones de tres, que triangulan nuestra posición para poder averiguarla. Pues bien, para ello los móviles captan señales L1 para obtener la ubicación, que son las que reciben la mayoría de teléfonos. Mientras que los móviles que cuentan con GPS de doble banda también pueden recibir señales L5.

Estas últimas se caracterizan por ser más potentes, e incluso pueden ser recibidas con intensidad dentro de edificios, por lo que podremos obtener la ubicación también dentro de nuestra casa o un centro comercial, para poder encontrar un determinado comercio, o incluso en un aeropuerto. Con el GPS dual primero se obtiene la conexión L1, menos precisa, y segundos después se adopta la señal L5 que es la que termina dando la mayor precisión posible, mucho más que la que disfrutamos actualmente en los móviles más baratos. Pero lo más importante es la precisión, que es mucho mayor con esta tecnología de doble banda.

De hecho, el margen de error se reduce hasta solo 10 centímetros, algo muy inferior a los cinco metros o más metros que proporcionan los sistemas de GPS tradicionales. Por tanto, son dos las grandes ventajas que nos ofrecen los GPS duales. La primera la intensidad de la señal, que es casi tan alta dentro de edificios como fuera de ellos, algo impensable con un GPS normal. Y, en segundo lugar, la precisión es mucho mayor. Por lo que con este tipo de GPS tendremos entre otras cosas unas indicaciones mucho más precisas, que con solo 10 centímetros de error podrá posicionarnos de manera precisa en un determinado carril de una autopista en apps como Google Maps.

Publicidad