El objetivo de este estudio, sin precedentes en nuestro país, es el de rastrear los móviles de todos los usuarios para obtener información, según el INE de manera anónima y agregada, es decir, que nunca pueda ser identificada cada persona con esos datos, que permita conocer los desplazamientos de los usuarios los diferentes días del año. Esto permitiría mejorar las redes de transporte sin necesidad de recurrir a encuestas. Ciertamente es una aplicación del Big Data que ofrece una imagen mucho más nítida y precisa que la recolección de datos basándose en las respuestas, supuestamente sinceras y, muchas veces poco precisas, de los ciudadanos.

¿Qué días vamos a estar "monitorizados" por el INE y a qué operadores afecta?

Cómo hemos comentado antes, esto no podría ser llevado a cabo sin la participación de las operadoras con red propia en el país, y en esta ocasión las principales como son Orange, Vodafone y Movistar. También desde estas empresas se ha insistido en la seguridad y privacidad con la que se van a tratar los datos, ya que el INE sólo recibirá las estadísticas de las posiciones en las que han estado los números de teléfono, nunca identificados con las personas o aportando ningún tipo de dato más.

En concreto, el estudio tendrá lugar durante 8 días, 5 en noviembre y el resto entre diciembre, julio y agosto, coincidiendo con periodos vacacionales y de grandes movimientos de gente. Esos días se rastreará la posición de los móviles entra las 12 de la noche y las seis de la mañana para establecer el lugar de residencia y entre las nueve de la mañana y las seis de la tarde para estudiar los flujos de las personas de una cuadrícula del mapa a otra, formato en el que se dividirán las diferentes regiones españolas.

Las fechas concretas son:

- Del 18 al 21 de noviembre: estudio del movimiento poblacional en días laborales.

- 24 de noviembre: estudio de desplazamientos en domingo

- 25 de diciembre: estudio de movimiento de los usuarios en Navidad

- 20 de julio y 15 de agosto: análisis de desplazamientos vacacionales.

Silvie Lindemann | Pexels

¿Me puedo librar de este escaneo?

Sí... pero la solución más radical no creemos que les guste a muchos - o quien sabe, quizás sea la oportunidad de vivir un día sin estar enganchados al teléfono móvil -. Las operadoras ofrecen la posibilidad, a través de comunicarse con ellos indicando nuestra negativa a participar en el estudio o, como es el caso de Vodafone, desde la propia app MiVodafone podemos desactivar el seguimiento.

En el caso de ser algo más desconfiados, la solución más radical para no ser rastreados esos días es quitarle la tarjeta SIM al móvil y utilizarlo sólo con la conexión WiFi. Todavía algo más drástico es apagarlo del todo y guardarlo en un cajón, pero es probable que esta no sea viable para la mayoría.

Sea como fuere, tampoco hay que preocuparse demasiado dado que cualquier dato que reciba el INE estará anonimizado, es decir, no se podrá identificar a la persona y, al final, estamos contribuyendo a un estudio que tiene como fin mejorar la vida y las infraestructuras de las ciudades.