Las cámaras de los teléfonos móviles han cambiado completamente en los últimos años. De su diseño tradicional hemos pasado en los últimos años a cámaras que se escamotean en el cuerpo del terminal o que se integran en la pantalla dentro de un agujero. La siguiente tendencia del mercado en este aspecto sería la de las cámaras de fotos que se integran debajo de la pantalla, de las cuales todavía no hemos visto ningún ejemplo en el mercado, pero de las que sí hemos tenido noticias en otros momentos. En esta ocasión hemos conocido que Huawei estaría trabajando precisamente en un móvil con una cámara de fotos integrada debajo de la pantalla, concretamente para hacer selfies.

Un nuevo revulsivo para su gama de teléfonos

Huawei necesita más que nunca nuevos reclamos para comprar sus teléfonos, si tenemos en cuenta que sin las apps y servicios de Google y con unos procesadores Kirin en el aire es posible que sea más difícil que nunca para la firma poder atraer a nuevos compradores, sobre todo en occidente, donde sobre todo lo relacionado con Google tiene un gran peso. Y para los que buscan siempre lo último en el mercado de smartphones, Huawei estaría trabajando ya en el primer teléfono con una cámara de fotos integrada debajo de la pantalla.

Diseño patentado con posible cámara bajo la pantalla | CNPA

Hasta ahora para resolver el dilema de las cámaras frontales y los diseños todo pantalla, las firmas han optado por crear móviles con cámaras de fotos emergentes, que se esconden en el cuerpo del teléfono, o que aparecen desde su parte trasera deslizándose con el cuerpo del terminal. Pero en este caso dos nuevas patentes de Huawei nos ofrecen un diseño de teléfono que deja abierta la posibilidad de contar con una cámara de fotos de este tipo. Porque en estas patentes se puede apreciar que se trata de teléfonos que prescinden por completo de una cámara delantera, al menos a simple vista.

Y no hay huecos donde pueda esconderse en caso de tratarse de una cámara de fotos emergente, normalmente en la parte superior. Porque la pantalla de este teléfono se extiende por los laterales, llevando a los botones físicos de volumen y encendido, así como a la ranura de la tarjeta SIM a los extremos superiores e inferiores de este teléfono. Esto implica que la cámara de fotos estaría integrada debajo de la pantalla y no dentro de ella. Esto quiere decir que no habría notch alguno ni agujero en esa pantalla, pero sí una parte de ella que en el momento necesario cambiaría su apariencia para poder ver la lente de la cámara de fotos frontal y hacer fotografías normalmente.

Sin duda una característica que sería rompedora en el mercado y que marcaría claramente las diferencias. Un diseño que se ve claramente en los dibujos aportados a la CNPA china, la oficina de patentes. Sobre qué teléfono podría estrenar este tipo de cámara no se sabe nada, pero evidentemente estaríamos hablando de modelos Mate o P, posiblemente para el Mate 50 o el P50, incluso el Mate 60 si tenemos en cuenta la complejidad de esta tecnología.