La conectividad GPS se ha convertido en una de las características más utilizadas en nuestros móviles. Desde navegar con una app de mapas hasta para conocer la ubicación con fines publicitarios o de ocios, el GPS es una conectividad presente en el 95% de los móviles inteligentes y está presente también en muchos wearables. Como no podía ser de otra forma el iPhone 11 cuenta también con conectividad PGS, y ahora hemos conocido precisamente que está sufriendo algunos problemas relacionados con su correcto funcionamiento, algo que lógicamente nos extraña proviniendo de un dispositivo de Apple, que en principio no debería sufrir este tipo de problemas.

Falla con algunas apps

Como sabéis, son multitud de apps las que utilizan el GPS para ofrecernos una mejor experiencia de uso, y por supuesto unas de las que más lo utilizan son sin duda las de hacer deporte al aire libre, aquellas que monitorizan nuestra actividad para saber exactamente qué es lo que hemos recorrido en un determinado itinerario. Parece que las principales apps que están acaparando las quejas de los usuarios son Waze, la app de mapas prima hermana de Google Maps, Strava, la app de ejercicio físico por excelencia, o Pokémon GO, uno de los juegos que utilizan más el GPS, donde su uso es básico para poder jugar correctamente.

iPhone 11 | Photo by Martin Engel - Grafiker Hamburg on Unsplash

Como suele ser habitual, los foros especializados son los lugares donde se prende la mecha al descontento de los usuarios, que han mostrado su incomodidad con los problemas que está presentando el GPS en algunas apps. Uno de ellos denuncia que el uso de Strava se ha visto alterado desde que cuenta con el iPhone 11. De hecho por regla general siempre se muestra que tiene un ritmo más alto del habitual, algo que podría ser casualidad, pero que se ha asegurado de comprobar, llegando a la conclusión de que el GPS del iPhone 11 no recolecta correctamente los datos de las diferentes actividades que hace.

De hecho asegura que ha trabajado estrechamente con los ingenieros de Strava y han llegado a la conclusión de que algún problema del GPS del iPhone 11 es el responsable de los anómalos resultados registrados. Una vez que este usuario se ha quejado de los problemas del GPS en Strava, han sido otros los usuarios que han salido también a denunciar que apps como Waze o Pokémon GO no están funcionando como deberían en el iPhone 11. Se quejan en el caso de Waze de que la ubicación no es exacta, y que la velocidad de va a trompicones. Lo mismo ocurre con Pokémon GO, donde la ubicación tampoco es exacta y se traba continuamente, lo que afecta directamente a la experiencia de juego.

Son muchos los usuarios que han notado esta diferencia de comportamiento del GPS del iPhone 11 desde que cambiaron desde sus antiguos teléfonos, y lo que parece claro es que algo ocurre con esta conectividad de los iPhone. Eso sí, se ignora si el problema es de hardware, del propio módulo de conectividad, o bien de iOS 13. Esperemos que sea lo segundo, porque lo primero tendría difícil solución.