TecnoXplora » Móviles

Móviles

La función que debes activar para que el desbloqueo facial de tu móvil sea más seguro

El desbloqueo facial tiene muchas ventajas, pero también algunos peligros importantes, que podríamos evitar así

Face ID en el iPhone

Apple Face ID en el iPhone

Publicidad

El desbloqueo facial se ha convertido en una de las formas preferidas por los usuarios para proteger sus teléfonos móviles. Más allá del PIN o el patrón, este método es bastante cómodo de utilizar, y está disponible incluso en los móviles más baratos del mercado. El problema es que no siempre es tan seguro como cabría esperar. Ya que no es igual de sofisticado este procedimiento en un iPhone que en un móvil de gama de entrada Android. Además es un método que utilizado de manera fraudulenta podría generarnos muchos disgustos cuando menos lo esperamos.

Evita que utilicen el desbloqueo facial mientras duermes

El lado peligroso del desbloqueo facial tiene que ver con dos aspectos básicos. Por un lado la posibilidad que existe de que alguien imprima nuestra foto y desbloquee el teléfono colocándola delante de él. Y la segunda es que alguien aproveche mientras dormimos para acercar el teléfono a nuestro rostro y que se pueda desbloquear el terminal de esta forma. Pues bien, para evitar esta última situación es probable que tu móvil cuente con una funcionalidad dentro de los ajustes del desbloqueo facial que evite estas situaciones.

Esta opción podría tener una denominación similar en tu móvil | Tecnoxplora

Esta función lo que hace es evitar que se desbloquee el teléfono con el rostro de una persona con los ojos cerrados. Si activamos esta opción, la persona que intente desbloquearlo mientras dormimos, no podrá hacerlo, porque al tener los ojos cerrados el móvil directamente descartará la posibilidad de poder desbloquearse mediante este método. Dependiendo del móvil que tengas, es posible que cuentes o no con esta opción entre los ajustes del terminal. En caso de que estén presentes, se deben encontrar dentro de los métodos de desbloqueo, dentro de la sección de desbloqueo facial o de la cara.

En el caso de un móvil Android puedes introducir en el buscador de ajustes el texto “ojos cerrados” o similar para poder encontrar esta opción. Como es lógico cada fabricante lo llamará de una forma parecida, pero lo importante es que sirva para lo mismo, para que no se desbloquee el teléfono escaneando una cara con los ojos cerrados. De esta manera el teléfono puede saber que estamos durmiendo o en una situación similar, y que por seguridad no se debería desbloquear, porque es evidente que ninguno de nosotros intentaríamos hacerlo con los ojos cerrados. Si tienes un iPhone, no debes preocuparte, porque por defecto este tipo de desbloqueo está desactivado, por lo que no se puede hacer con los ojos cerrados.

Por tanto es una buena forma de evitar sustos por parte de alguien que quiera aprovecharse de un momento tan vulnerable como en el que echamos una siesta o dormimos por la noche. Si puedes activar esta función, hazlo, porque nunca se sabe lo que puede pasar, ya que aunque es un método de autenticación muy cómodo de utilizar, tiene un importante talón de Aquiles en estas situaciones. Por eso, aunque más veteranos, los métodos como el PIN pueden llegar a ser más seguros que esta opción. Pero si aun así prefieres desbloquear por la cara, no te olvides de activar esto.

Publicidad