TecnoXplora » Móviles

Móviles

Apple patenta un nuevo Face ID que analiza la temperatura del rostro

Un método que permitiría reconocernos incluso con una mascarilla puesta

Memojis creados con el Face ID

Photo by Szabo Viktor on Unsplash Memojis creados con el Face ID

Publicidad

Se podría decir que todo lo que toca Apple, o casi todo, se convierte en oro. La firma californiana ha perdido mucho del factor sorpresa y de innovación con el que nos dejaba boquiabiertos hace años, pero es evidente que sigue siendo el fabricante que crea más tendencia en el mercado. El Face ID es una buena muestra de todo lo bueno y lo malo que puede hacer Apple. Un método de identificación facial que no ha sido superado por sus competidores, y que ha sido además objeto de muchas “copias” en móviles Android.

Pero a su vez Apple se ha quedado anclada en esta tecnología que se estrenó con el iPhone X, y que a día de hoy se ve desfasada, sobre todo existiendo los lectores de huella en la pantalla, que permiten contar con grandes paneles sin el notch de los iPhone, que ya se ve también bastante desfasado. Además, este año con la pandemia se ha demostrado que el Face ID no es una solución práctica cuando llevamos mascarilla. Todo está llevando a Apple a plantearse otras alternativas a la hora de identificarse en sus teléfonos. Y una de ellas podría ser una nueva versión del Face ID, capaz de reconocernos no solo por la forma del rostro.

Face ID en el iPhone | Apple

Nueva patente de Apple

Ha sido descubierta en la oficina de patentes estadounidense, y parece ser que describe lo que podría ser la nueva generación del Face ID, el método de desbloqueo facial que Apple monta en todos sus móviles. Un sistema casi perfecto si no fuera porque en tiempos de pandemia no es posible utilizarlo la mayoría de las veces, ya que muchos de los usuarios llevan mascarillas, y sin la posibilidad de reconocer una gran parte del rostro toca desbloquear el teléfono con el PIN, al no haber un lector de huellas. Pues bien, parece que esta nueva patente busca sortear este problema realizando un escaneo diferente del rostro.

 

Este nuevo método utilizaría el calor corporal que también retiene el rostro, para crear un patrón definitorio de la identidad de cada persona. De tal manera que sea posible reconocer a una persona solamente con escanear la temperatura de su rostro en determinadas zonas. Este método dividiría el rostro en diferentes cuadrados, que representarían las zonas de calor que tendría en cuenta este sistema para saber si la persona que está delante del teléfono es el propietario o no.

Parece ser una alternativa al actual Face ID que permitiría a Apple seguir utilizando este método en tiempos de pandemia, sin necesidad de recurrir a los clásicos lectores de huellas, a los que evidentemente se está resistiendo la firma californiana. A pesar de habernos sorprendido en 2020 con el primero lector de huellas integrado en el botón de encendido, como el visto en uno de sus últimos iPads. Sería sin duda la decisión más lógica y práctica para los usuarios de la marca. Pero ya sabemos que Apple no suele regirse por modas y suele ir bastante a su aire.

Publicidad