PRUÉBALO, PERO NO TE FÍES

PRUÉBALO, PERO NO TE FÍES

Android Q: por qué el nuevo Android tiene más privacidad (y por qué debes creértelo a medias)

La nueva versión del sistema operativo tiene novedades interesantes, pero algunas tienen un reverso negativo.

Android
Android | Pexels

C. Otto | @ottoreuss | Madrid | 15/03/2019

Si te preocupa tu privacidad cuando estás usando el móvil, bienvenido: formas parte de un grupo cada vez más numeroso. El aumento de dicha preocupación se debe a la creciente oleada de hackeos, qué duda cabe, pero también a que, en los últimos años, los diferentes sistemas operativos quizá no han hecho gran cosa por proteger nuestra información, sobre todo, ante las apps externas que quieren quedarse con ella.

En este contexto ha salido la primera beta de Android Q, la nueva versión del sistema operativo más usado en todo el mundo. Uno de sus puntos fuertes es el cuidado de la privacidad, que incluye medidas como las siguientes:

1.- Localización

Nos ha pasado a todos: nos bajamos una app y nos pide acceder a nuestra ubicación aunque no tenga sentido para el servicio que nos da. Android siempre nos daba dos opciones, autorizar el acceso a la ubicación o denegarlo, pero la nueva versión incluye una tercera: dar acceso a la ubicación cuando la app se ejecute en primer plano, pero retirarlo inmediatamente cuando pase a un segundo plano.

2.- Acceso a archivos

Hay otras apps que también nos piden acceso a todos los archivos de nuestros servidores de almacenamiento. Es algo que podemos entender en Facebook, en Twitter, en Instagram, en la cámara de fotos... pero ¿de verdad lo necesitan todas las aplicaciones? Cuando llegue Android Q podremos limitar dichos accesos de manera medianamente sencilla para evitar posibles accesos que en realidad no queremos conceder.

3.- Compartir Wifi

Cuando queremos pasarle a alguien nuestra Wifi, lo hacemos recitándole uno a uno cada caracter o escribiéndoselo en formato de texto en un mensaje, lo cual puede generarnos algunos problemas en caso de que alguien ejecute una intrusión en nuestro terminal. Ahora Android Q va a permitir lo que ya permitía la capa de personalización de algunos fabricantes: compartir nuestra conexión Wifi a través de un código QR.

¿Por qué no fiarte (del todo)?

Cabe pensar que todas estas medidas nos acabarán beneficiando a los usuarios, pero también tenemos motivos de sobra para seguir desconfiando de todo lo que nos promete la nueva versión del sistema operativo:

1.- Accesos indebidos

La historia de los últimos años nos ha demostrado que el hecho de que no demos acceso a una app a según qué permisos no quiere decir que no vaya a acceder, como ya se ha demostrado. La fiabilidad de Android es la que es, con lo que nunca hay que descartar que una aplicación a la que le hemos prohibido según qué accesos los consiga sin que nos demos ni cuenta de ello.

2.- Las apps de Google, al margen

En cualquier caso, si confiamos en Google pensaremos que ninguna aplicación podrá acceder a nuestra ubicación, por ejemplo, si no le damos permiso explícito. ¿Hay alguna excepción a esto? Sí: precisamente las apps nativas de Google, que podrán seguir recurriendo a nuestra ubicación aunque las ejecutemos en segundo plano.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.