EN OCCIDENTE NO TERMINAN DE DESPEGAR

EN OCCIDENTE NO TERMINAN DE DESPEGAR

QQ Music, el Spotify chino, ha logrado lo que para sus primos occidentales es imposible: hacer dinero

Mientras en occidente Spotify, Apple Music, Amazon Prime Music y otros tantos tratan por todos los medios dar con la fórmula que les permita obtener beneficios y alcanzar la añorada rentabilidad, en China el gigante Tencent parece haber encontrado la clave. Su servicio de música QQ Music, si bien todavía no se ha convertido en una mina de oro, sí ha logrado el objetivo de ser rentable.

El Spotify chino
El Spotify chino | Agencias

Pese a que cada día son más los usuarios que se pasan a algún servicio de música por 'streaming', lo cierto es que las compañías no alcanzan a cuadrar las cuentas. Tanto es así que Spotify, el líder de la industria musical a través de internet en occidente, continúa incrementando sus ingresos curso tras curso y, sin embargo, los números no salen: a pesar de que durante 2015 sus ingresos fueron de 1.950 millones de euros, sus pérdidas también fueron un 7% mayores que el año anterior, situándose en los 173 millones de euros.

Su número de suscriptores crece al igual que sus ingresos por publicidad, pero los altos costes de derechos a los artistas lastran su negocio. Así, la firma sueca aún no es rentable, ya que no ha podido compensar las inversiones realizadas.

Todo lo contrario le ha ocurrido a QQ Music. La plataforma de música líder en China ha logrado lo que ni Spotify ni ninguno de sus competidores ha conseguido: la ansiada rentabilidad.

Así lo anunció recientemente Wu Weilin, director de esta división del gigante asiático Tencent, al presentar las cuentas y anunciar que la plataforma había logrado 15.800 millones de dólares (14.060 millones de euros) de ingresos gracias a sus 400 millones de usuarios activos mensuales (lejísimos de los 100 millones que tiene Spotify).

Pero claro, es cierto que el gigante asiático de la música por 'streaming' cuenta con ciertas ventajas respecto a los servicios occidentales.

Para empezar, la compañía propietaria de QQ Music posee una de las aplicaciones más populares entre los usuarios chinos. La app de WeChat cuenta con 762 millones de usuarios activos que la utilizan no sólo para estar en contacto con familiares y amigos, sino también como monedero virtual o incluso para adquirir ciertos productos.

En su catálogo podemos encontrar entradas para conciertos y diferentes espectáculos musicales, por ejemplo. ¿Qué quiere decir esto? Básicamente, que Tencent cuenta con un enorme poder negociador a la hora de alcanzar acuerdos con grandes productoras musicales.

El gran escollo con el que se encuentra Spotify para crecer son los derechos de autor, a los que destina un 70% de los ingresos que obtiene. En el caso de QQ Music ese problema no existe: acciones como la venta de entradas posibilitan que Tencent, que se alza como la mayor empresa tecnológica de China, pueda cerrar exclusivos contratos de distribución en el país asiático con productoras de la talla de Sony, Warner Music o la surcoreana YG Enterntainment.

Otra de las principales ventajas con las que cuenta QQ Music respecto a los servicios de música en 'streaming' occidentales es que los usuarios chinos son más propensos a invertir en este sector. Así, aunque el número de suscriptores de Spotify crece año tras año, y ya cuenta con 40 millones (cuatriplicando los 10 millones de suscriptores que posee la plataforma china), en China son muchos más los que no tienen reparo en invertir en uno u otro producto musical.

Así, según eStima la firma iResearch, más de la mitad de los usuarios del país asiático habrían pagado algo en su aplicación de música. Aunque no hayan contratado una suscripción, sí que han comprado un disco o las entradas para ver a sus artistas favoritos. Además, han descubierto que los lanzamientos exclusivos en QQ Music pueden dar muy buen resultado tanto en repercusión para los cantantes como en ingresos.

Sin ir más lejos, el pasado mes de diciembre el artista JJ Lin lanzó una nueva canción en el servicio de música de Tencent y, al cabo de una semana, 610.000 personas habían pagado 2 yuanes (algo más de 0,26 euros) para hacerse con el sencillo.

SPOTIFY CHINO

Más allá de que el 57% de los usuarios haya comprado algo, el 20% del resto de usuarios han reconocido que estarían dispuestos a hacerlo si encontrasen algo de su interés. En todo esto influye el hecho de que Tencent se lo ponga todo sumamente fácil con una plataforma de pago que utilizan habitualmente para pagar por otros servicios.

Así, el gigante asiático cumple uno de los preceptos clave a la hora de ganar dinero en internet: eliminar todos los obstáculos posibles de cara al usuario. No quiere decir esto que la forma de pago en Spotify entrañe alguna dificultad, pero sí que la que ofrece QQ Music es más habitual y cercana para quienes la utilizan.

Con todo ello, mientras los gigantes occidentales como Spotify están a vueltas con los derechos de autor, peleándose con sus competidores por no perder su porción del pastel y bregando con las protestas de algunos artistas que no parecen dispuestos a que su música esté en sus plataformas, el servicio de Tencent continúa creciendo a un ritmo imparable.

Aunque ya hay quien asegura que podemos instalar la app de QQ Music en castellano para escuchar nuestra música, lo cierto es que en Google Play todavía aparece solamente la versión china. Así que, por este lado del mundo, tendremos que esperar para comprobar si el gigante asiático se decide a hacer aún más rentable su servicio.

Spotify cards

En cualquier caso, no se trata solamente de que haya logrado la rentabilidad, sino de que la mayor parte de los usuarios que lo utilizan o de aquellos que podrían utilizarlo parecen concienciados: antes o después tendrán que pagar por la música. Allí ya son minoría aquellos que siempre preguntan eso de que para qué pagar por algo que puedo tener gratis.

José Luis Avilés | @pepelus | Madrid
| 19/09/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.