TecnoXplora » Internet

Extrema seguridad

Google Drive: el nuevo filtro de archivos está desquiciando a sus usuarios

El nuevo filtro de contenido parece tener la piel muy fina.

Google Drive

Pexels Google Drive

Publicidad

Hace unas semanas os contábamos que Google Drive estaba introduciendo unas nuevas reglas en lo que a la privacidad se refiere. Estas buscaban poner coto a la subida de archivos maliciosos, algo loable. El problema es que como ocurre casi siempre, este tipo de filtros suele penalizar a algunos usuarios que hacen un uso legítimo de sus archivos, y que en ningún caso van a hacer daño a otros. Pues bien, parece que este filtro tiene la piel bastante fina, y está echando atrás los archivos de miles de usuarios que ignoraban que pudieran ser alguna amenaza. Una situación que está llegando a ser sencillamente surrealista en algunos casos, como vais a poder comprobar.

Un filtro más férreo de lo que esperábamos

Siempre es de agradecer que los archivos que se suban a la nube tengan un mínimo de control, ya que lógicamente siempre se puede colar alguno malicioso, que contenga malware o algo similar, y por supuesto, también es lógico que se evite la subida de archivos de los que no tenemos la propiedad intelectual. El problema en este caso es que como ha compartido una usuaria de Google Drive, el control del nuevo filtro de los de Mountain View está rayando lo enfermizo. Y es que esta usuaria ha compartido en Twitter, que al subir un archivo este ha sido bloqueado por Google Drive al violar los términos de servicio.

El problema es que como bien señala la autora del archivo, este solo consta de una línea en la que solo hay un número uno. Algo sin sentido, que a muchos está desconcertando, y que demuestra que no siempre la nube de Google es capaz de detectar un archivo potencialmente peligroso para la plataforma o que viole los términos de servicio. También ha tenido problemas para subir algunos documentos para compartirlos con el resto de la clase donde ella es profesora en la Universidad, ya que al subirlos se han bloqueado por violar los derechos de propiedad intelectual.

Pero esto nos demuestra algo no menos inquietante. Y es que para comprobar que estos archivos puedan ser o no maliciosos, presuntamente, porque se ha demostrado que no siempre acierta, sabemos que Google analiza el contenido del archivo de arriba abajo. No solo el nombre, el tamaño o los metadatos, sino que como hemos podido comprobar, parece que también analiza el contenido del propio archivo. Porque como denunciaba esta usuaria, el archivo que ha subido es de texto, y Google ha analizado su contenido, el texto que había en su interior. Y esto es algo cuando menos bastante cuestionable cuando hablamos de privacidad.

Porque da a entender que ahora Google, si no lo hacía ya antes, tiene acceso al contenido de todos los archivos que subimos a nuestra cuenta, con el pretexto de analizar si puede suponer una amenaza para la seguridad de la red o incluso nuestra. Veremos si Google reacciona, porque desde luego parece que se han pasado de frenada con lo riguroso de su filtro, que está dando pie a situaciones surrealistas como estas.

Publicidad