FAENAS DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

FAENAS DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Cuatro formas de hackear una casa conectada

Cada vez tenemos más objetos en casa conectados a internet, lo cual es cómodo... pero también pueden convertirse en una puerta de entrada de los hackers.

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | 18/11/2016

Chromecast
Chromecast | bestboyzde en Flickr bajo licencia CC

Ya no sólo tenemos que preocuparnos por la seguridad de nuestro router, ordenador o móviles. Poco a poco vamos incorporando a nuestro hogar más dispositivos que se conectan de forma inalámbrica, desde bombillas a cafeteras, pasando por cámaras de vigilancia o aparatos inalámbricos para escuchar o ver archivos de nuestro teléfono una tele o altavoz.

El grado de vulnerabilidad de estos pequeños 'gadgets' difiere mucho, al igual que el daño que te pueden hacer. No es lo mismo que las luces de tu casa se vuelvan locas y tu salón parezca un club de alterne que el botón conectado con el que pides comida acabe liándola parda y que te lleguen más pizzas a tu casa de las que llegaron al último comité federal del PSOE.

Pero, un momento: ¿Hemos sido tan ingenuos de decir que eso pasa aleatoriamente? Obviamente, detrás de esos sucesos más propios de 'Stranger Things' hay una mano negra, tal y como pone de relieve un informe sobre el Internet de las Cosas de Kaspersky. Veamos todo lo que te puede suceder si no estás al tanto de los riesgos de tus objetos conectados

Te pueden hackear tus cámaras

Las solemos usar para echar un ojo a nuestros bebés o porque nos ha dado por montar un circuito de vigilancia casero. Se han dado casos en los que las apps que se comunican con la cámara tienen problemas de seguridad, en los que quedó comprometida información personal de registro.

Aunque es mucho peor cuando los datos que se envían a la nube (vídeos y audios) no están cifrados y dejan en blanco las credenciales de los usuarios. Aseguráte que tus equipos son fiables, porque si no vas a tener que hacer como con la webcam: tapar las lentes cuando no las uses.

Pueden dominar tu Chromecast

En los casos anteriores, los fabricantes han puesto parches a los problemas, según la compañía de seguridad. Pero no ha sucedido así con el Chromecast, el dispositivo para enviar contenido multimedia desde el dispositivo móvil a través de la red wifi.

Estos aparatos pueden sufrir un ataque 'rickrolling', aunque lo tranquilizador es que el hacker tiene que estar en el rango de alcance del gadget. El ataque consiste en petarlo con solicitudes de desconexión y, “cuando Chromecast enciende su propio módulo wifi como respuesta, se reconecta al dispositivo del atacante, dándole el poder de reproducir el contenido que le plazca”, según el informe, que señala que la cosa se puede poner más chunga si el ciberdelincuente tiene una antena direccional y unos cuantos programas.

Los electrodomésticos se pueden volver locos

Sí: como pasaba en la mítica canción de Vainica Doble 'La cocinita mágica', tu cocina conectada puede empezar a hacer cosas raras. Panda Security pone varios ejemplos: una aspiradora que se enciende a las 3 de la mañana para darte por saco (a ti y tus vecinos), una cafetera que se incendia...

Esto puede pasar por el filtrado de la contraseña de tu wifi, por lo que antes de modernizar tu casa asegúrate de que estás bien protegido. El caso de la cafetera controlada remotamente por un intruso es verídico y la vulnerabilidad sigue presente, según Kaspersky.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.