LA REFLEXIÓN DE SILVIA BARRERA

LA REFLEXIÓN DE SILVIA BARRERA

"En España no falta talento"

España será la nueva Taiwan europea. Y lo afirmo desde una verdadera preocupación porque lo he vivido y vivo muy de cerca. Sé que la visión cortoplacista española no es la mejor consejera para ver que hemos entrado en una etapa clave en el desarrollo del modelo económico laboral y en el que la ciberseguridad tendrá un gran impacto. No hace falta estudiar ADE ni Económicas para no saber (o no querer ver) lo que se nos viene encima.

Trabajadores en Taiwan
Trabajadores en Taiwan | iStock

La necesaria robotización, automatismo y explotación de la gran información que generan las plataformas de consumo hacen necesario establecer nuestras estructuras y sistemas basados en el machine learning, el data mining y la inteligencia artificial. Dentro de unos pocos años, las empresas que no adapten sus sistemas de producción a los nuevos procesos tecnológicos sufrirán un estancamiento significativo y la falta de tecnificación inteligente no será sostenible por los métodos tradicionales de trabajo (lo que en España vienen a ser cuatro pobres empleados mileuristas más). Empresas no competitivas con otras extranjeras del sector donde estos perfiles, los cualificados encargados de diseñar y mantener esos sistemas técnicos, son remunerados y valorados como tal. En 5 años, esa brecha y distanciamiento serán demoledores, eso sin tener en cuenta lo que la propia Red y las nuevas necesidades del consumidor están demandando, en formas y tiempos que harán todavía que la diferencia sea mayor.

Ya no hablo tan solo de falta de competitividad, hablamos también de daños reputacionales graves, pérdida de confianza del cliente, brechas de seguridad, datos personales y profesionales comprometidos, pérdida de disponibilidad de un servicio con las ingentes pérdidas que generan, etc. Gastos necesarios para un mal sobrevenido como consecuencia del desarrollo pero que hay que empezar a incluir como parte de la estrategia de una empresa si queremos subsistir dentro de cinco años.

Si echamos cuentas, un graduado en informática, matemáticas, física, teleco o cualquier formación más técnica, más un máster o dos, junto a cursos de especialización y/o certificaciones más los años correspondientes de experiencia, supone un coste en torno a unos 30.000- 50.000 euros por cabeza (tirando por lo bajo), más todo el esfuerzo, años de estudio y preparación, que están en torno a los 10 años.

Si hacemos un estudio algo detallado (tampoco hace falta invertir mucho tiempo) de los requerimientos y los sueldos de las plataformas y ofertas de empleo que se ofertan para optar a los puestos (esta labor puede ser hasta divertida y graciosa, aunque no tiene nada ni de lo uno ni de otro) que cubren estos requerimientos de trabajo, viene a estar entre los roñosos 800- 1.500 euros mes netos. Si los requerimientos son nivel dios, entonces pagarán 2000 euros pero prepárate a dejarte la vida en el puesto ¿Qué tipo de currículums y qué nivel de desempeño espera recibir la empresa que ofrece remuneraciones miserables de 800- 1500 para este tipo de labores? Sí, es cierto que hay necesidad y que algún@ optará al puesto pero el empleado va a durar un año, lo que tarde en darse cuenta de que no está convenientemente remunerado o donde le ofrezcan 200 euros más.

¿Qué pasa con el talento en España? Gente con competencias elevadas y un alto nivel de dedicación y disponibilidad que trabaja en una alarmante cota de frustración mientras tiene que leer noticias como “En España falta talento” y una fuga de perfiles técnicos a países donde se remunera y valora la competencia y el esfuerzo como se merece ¡Thats it!

Ni mencionar aquellos perfiles técnicos vocacionales que hay en la administración que son vistos y considerados como “frikies”, cuya labor técnica de apoyo invisible y mantenimiento de proyectos, estructuras y demás no es valorada convenientemente sino, más bien, incluso minusvalorada, y que “huyen” al sector privado en busca de los medios y la el valor que no reciben en el sector público (me suena algún caso). Esta huída, desde luego, ni es ni será compensable ni reemplazable mediante la eterna búsqueda de estos perfiles entre anónimos del sector privado que sienten la “llamada de la patria” para que trabajen de forma “altruista” para el Estado cuando éste es el primero que no valora, invierte ni destina esas partidas en este tipo de labores tan necesarias. Los “patriotas” también tienen que comer. Veremos también quién reemplazará y realizará las valiosas labores con esa huída de talento.

Conozco a decenas y decenas de expertos de la ciberseguridad y perfiles técnicos que hacen una labor encomiable y destacada en sus respectivos puestos, muchos de ellos cobrando sueldos muy inferiores a lo que deberían. Aun así, siguen estudiando y progresando incluso por su cuenta (sí, en el mundo ciber hay muchos que después de salir del trabajo seguimos aprendiendo y aportando cosas por nuestra cuenta porque es necesario y porque nos gusta, simplemente).

Sé que en España pedir “PREVISIÓN” Y “VISIÓN A LARGO PLAZO” es pedir peras a los naranjos, más cuando impera la cultura de “mientras yo esté bien, a los que vengan detrás, que les den” pero esa visión a largo plazo implica invertir en tecnología y tecnificación de procesos. Aunque cueste creer y parezca de perogrullo, como dice un buen amigo mío, sale más rentable pagar 3000 euros al mes al que te automatiza la forma de trabajar y te mantiene esos sistemas que a 6 empleados más mileuristas para hacer algo similar o bastante menos (suponiendo que rindan convenientemente) por considerar el pago de esos sueldos en puestos cualificados como un gasto y no como una inversión.

Así que, veremos cómo de cinco a diez años, o empezamos a “invertir”, que no “gastar”, dinero en perfiles técnicos convenientemente remunerados, acorde a todo el esfuerzo que supone adquirir esa experiencia y nivel de conocimientos, que lo hay en España, o sufriremos un estancamiento tecnológico más que preocupante que traerá consigo trabajos más precarios y paro. Nos tendremos que acostumbrar a las situaciones que estamos empezando a ver con las grandes y no tan grandes tecnológicas (no voy a mencionar ninguna aunque ya van saliendo a la luz) para cubrir puestos de trabajo que dentro de 10 años podrían o estarán automatizados y robotizados para suplir la mano de obra barata, precaria y en condiciones laborales casi “infrahumanas” porque, de momento, de alguna forma les tiene que compensar (en ese periodo de transición hacia la robotización y el automatismo) el contratar seres humanos y no que su labor lo haga una máquina, labor más efectiva y rápida para labores que se puedan automatizar.

Exigir que se deje de precarizar los puestos de trabajo que ofrecen estas empresas tecnológicas va a ser un tanto difícil porque la fórmula de negocio que han descubierto estas empresas es contratar mano de obra barata en condiciones precarias. Lo pueden hacer en muchos países y en España también, un país donde hay elevadas tasas de paro, necesidad de trabajar y mano de obra no cualificada. Les contrato, les exploto para así pagar impuestos en ese país (a veces ni eso) y bajo el paro (aunque sea en estas condiciones) o me marcho a Taiwan. Bienvenidos a la nueva Taiwan de sol, playa y fútbol.

Seguro que te interesa

Silvia Barrera | Madrid | 26/07/2018

Los mas vistos

TECNOXPLORA | INTERNET, CIUDAD CON LEY

Silvia Barrera

Me llamo Silvia Barrera y llevo trabajando en ciberseguridad más de 10 años. He luchado contra el cibercrimen durante muchos tiempo y he participado en investigaciones internacionales en INTERPOL y EUROPOL así que conozco muy bien cómo actúan los cibermalos. La gran mayoría de los ciberdelitos se podrían haber evitado si los usuarios conocieran los peligros reales de la RED. Prevenir siempre es mejor que ver sufrir a sus víctimas. Tienes a tu disposición el correo ciudadconley@atresmedia.com donde puedes hacerme llegar los casos más extraños o novedosos que conozcas.

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.