CURIOSIDAD

Ya no hay variedades genéticas únicas: hay 50 personas con los mismos genes que tú

Esto no cierra la evolución, ni la necesidad, ni la contingencia. Pero nos da una nueva perspectiva de que la genética humana es más limitada de lo que se creía.

Publicidad

La genética es un campo fascinante y en constante evolución, nos proporciona una ventana al funcionamiento interno de nuestro cuerpo. Desde la determinación del color de nuestros ojos hasta la predisposición a ciertas enfermedades, los genes son los ladrillos fundamentales de nuestra biología.

No hay un ser humano como nosotros, ya que nuestro ADN y las variables de nuestro entorno nos hacen únicos. Esto es cierto, pero solo en parte. De todos los genes que forman parte del ADN humano, hay algunos genéricos y otros poco comunes. Da igual la variación de un solo nucleótido que escojas, si es compatible con la vida podrás encontrar, al menos, a 50 personas que la tengan.

La consecuencia de esto es que todas las mutaciones de los genes humanos que podrían existir, ya existen. Esto solo es cierto desde hace 200 años, debido al crecimiento de las poblaciones humanas. Hay tantos de nosotros que todos nuestros genes con sus posibles variaciones los compartimos con, mínimo, otros 50 individuos.

La genética es el estudio de los genes, las unidades fundamentales de la herencia biológica. Los genes, compuestos de ADN, determinan una variedad de características físicas y biológicas en los organismos vivos, incluidos los humanos. Nuestros genes influyen en gran medida en nuestra salud y bienestar.

cadenas de ADN
cadenas de ADN | Sinc

Dentro de cada célula de nuestro cuerpo, el ADN está organizado en estructuras llamadas cromosomas. Estos contienen los genes que heredamos de nuestros padres. Por ejemplo, el par 23 de cromosomas, conocido como cromosomas sexuales, determina nuestro sexo biológico.

Otra consecuencia de esto es el impacto que tendrá en la evolución. Aunque sabemos que este es un proceso que tarda miles o millones de años, al haber tantos individuos de la misma especie, las mutaciones positivas, aquellas que favorecen nuestra integración en el entorno, se extienden más deprisa.

Esto no quiere decir que vaya a haber otras personas idénticas a nosotros en algún otro lugar del mundo. Una cosa es que haya algunos genes que coincidan, pero que coincidan los más de 20.000 genes codificantes del genoma humano es prácticamente imposible.

TecnoXplora» CienciaXplora

Publicidad