Ni 5G, ni inteligencia artificial, ni coches eléctricos: los expertos aseguran que la única tecnología que puede cambiar el mundo es la fusión nuclear. En un mundo donde la población no deja de aumentar y los recursos escasean, esta fuente de energía se presenta como la única opción viable para hacer frente a los problemas medioambientales y de abastecimiento.

En este artículo te explicamos en qué consiste, por qué supone una auténtica revolución y en qué fase de desarrollo se encuentran los múltiples proyectos que intentan llevar a la práctica toda esta teoría.

¿Qué es la fusión nuclear?

Es importante no confundir la fisión nuclear, que hace años que se comercializa y genera grandes niveles de contaminación y residuos nucleares, con la fusión. Ambos procesos consisten en reacciones nucleares que liberan la energía almacenada en el núcleo de un átomo. Sin embargo, durante la fisión, el núcleo se separa resultando átomos de menor tamaño; mientras que, en el proceso de fusión, núcleos ligeros se combinan formando un átomo más grande y pesado.

El ejemplo más claro de reacción de fusión nuclear lo encontramos en el sol: nuestra estrella fusiona núcleos de hidrógeno para formar átomos de helio y, durante el proceso, libera una gran cantidad de energía en forma de radiación electromagnética, que desde la Tierra percibimos como luz y calor.

El principal problema es que en la Tierra no se dan las condiciones de presión y temperatura suficientes para generar este tipo de reacciones nucleares. Para provocar que los núcleos se fusionen, es necesario suministrar energía térmica o utilizar un acelerador de partículas, procesos en los que tanto iniciativas públicas como startups privadas ya están trabajando.

Planta de energía de fisión nuclear | Pixabay

¿Por qué cambiará el mundo?

De conseguir llevarse a la práctica, la fusión de átomos de hidrógeno se convertiría en una energía limpia e inagotable capaz de abastecer a todo el mundo. Podríamos eliminar los combustibles fósiles y la fisión nuclear, un gran paso para detener el cambio climático. Y, todo ello, sin la necesidad, a diferencia de las energías renovables, de depender de factores externos como la radiación solar, el viento o la fuerza del agua.

Pero hay otra ventaja: la fusión nuclear no tiene uso militar y su producción presenta el mismo riesgo que cualquier otra industria, es decir, no hay posibilidad de repetir un accidente cómo el de Chernóbil.

Cómo de avanzado está el proyecto

La carrera por la fusión nuclear la encabeza el ITER (Reactor Experimental Termonuclear Internacional). Se trata de un proyecto público e internacional en el que 35 países, en los cuales se encuentra España, trabajan de manera conjunta para construir el Tokamak más grande del mundo; es decir, el primer dispositivo capaz de producir energía a gran escala a partir del proceso de fusión de átomos de hidrógeno.

Las construcciones de esta supuesta primera central comercial de fusión, localizada al sur de Francia, comenzaron en 2015. El pasado año se inauguró la primera fase del proyecto y la primera prueba experimental está prevista para 2025. No obstante, hasta 2035 no se esperan obtener resultados concluyentes.

Las iniciativas privadas son más optimistas. En la actualidad una veintena de startups europeas, estadounidenses y canadienses han iniciado proyectos energéticos que pretenden convertir en una realidad el sueño de la energía de fusión nuclear.

Financiadas por célebres personajes del mundo tecnológico, como Jeff Bezos (Amazon), Peter Thiel (Paypal) o Paul Allen (Microsof), estas empresas prometen abastecer a las ciudades con este tipo de energía en un plazo de tiempo de diez años.

laSexta | laSexta

La fusión nuclear no es un proyecto nuevo, pero el nivel de desarrollo actual es, cuanto menos, esperanzador. Existe tanto intención como necesidad de desarrollar una fuente de energía limpia e inagotable pero, lamentablemente, los resultados de estas investigaciones solo serán concluyentes a largo plazo. No se puede esperas ni 25 ni 10 años para empezar a actuar contra el cambio climático.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Es necesario actuar contra el cambio climático

¿Por qué hay tantas restricciones al tráfico por contaminación?