Un estudio realizado por la Universidad de California en San Francisco ha demostrado que algunas personas están genéticamente programadas para acostarse muy pronto (a las 8 de la tarde) y levantarse antes del amanecer. Esta rutina es conocida como 'Fase de Sueño Avanzada' (ASP).

¿Qué es la 'Fase de Sueño Avanzado'?

La 'Fase de Sueño Avanzado' consiste en que el reloj del cuerpo realiza, horas antes que la mayoría de las personas, una liberación prematura de la hormona del sueño, llamada melatonina, y un cambio en la temperatura corporal. Es decir, que estas personas afectadas tienen la necesidad de irse a dormir muchas horas antes que el resto. No obstante, así como muchos luchan por madrugar a las seis de la mañana, ellos lo consiguen y se levantan descansados y con energía para comenzar el día. Claro que si tienen compromisos sociales nocturnos les costará mantenerse despiertos. Esta afección, según el estudio, la sufren una de cada trescientas personas.

A diferencia de las personas que no sufren este desorden, que necesitarían unos 40 minutos de sueño extra los días de descanso, los que padecen ASP no necesitan dormir más que cinco o diez minutos extra para seguir funcionando con plenitud.

Reloj | Pixabay

¿Cómo se manifiesta esta afección?

Los síntomas para diagnosticar la 'Fase del Sueño Avanzado' incluyen la necesidad de conciliar el sueño antes de las ocho de la tarde y despertarse antes de las cinco de la mañana, sin tener en cuenta las obligaciones sociales o laborales. Además el trastorno debe empezar a darse a partir de los 30 años. La necesidad de acostarse pronto no debe darse por ingerir sedantes ni medicamentos que puedan afectar al sueño. También el hecho de despertarse de madrugada tiene que ser sin ayuda de ningún tipo, es decir ni despertadores ni una luz encendida en la habitación que nos haga salir del sueño.

Personas cansadas | Pixabay

¿Cómo se ha llevado a cabo el estudio?

Para estudiar el fenómeno, el investigador de la UCSF, el dr. Louis Ptacek, entrevistó a 2.422 pacientes en una clínica de trastornos del sueño durante nueve años. Sin embargo, sólo la mitad de estas personas presentaron los síntomas que buscaba y finalmente sólo 12 pacientes tenían 'Fase del Sueño Avanzado'. La investigación concluye que una de cada 300 personas sufre de esta afección. No obstante, según los autores, se trata de una cifra conservadora e imperfecta y que en realidad puede ser mucho mayor.

Un dato curioso es que cada uno de los elegidos tenían familiares que padecían también el mismo trastorno de sueño, por lo que se confirma que existiría un componente genético en todo este asunto.

El dr. Ptacek espera que "los resultados de este estudio no solo aumenten la conciencia de la fase avanzada del sueño, sino que también ayuden a identificar los genes del reloj circadiano [el reloj interno del cuerpo] y cualquier afección médica en la que puedan influir".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Te levantas peor que cuando te acostaste? Es posible que tengas la "resaca del sueño"

Poco sexy pero saludable: ¿sabes por qué deberías dormir con calcetines?