La manzana es un alimento tan sano que toda dieta siempre lo recomienda. No es nada nuevo que "one apple a day keeps the doctor away", es decir, una manzana al día puede mantenernos alejados de visitar al médico. Es un hecho que la manzana contiene gran cantidad de propiedades que ayudan al correcto funcionamiento de nuestro organismo. La misma ciencia no deja de demostrarlo, aunque hay un detalle imprescindible… Y es que la piel no puede faltar. En el vídeo te contamos por qué.

La manzana es una de las frutas más consumidas y saludables. Se pueden comer en cualquier época del año y, de todas las frutas, esta es una de las que preserva por más tiempo sus propiedades nutritivas. Los compuestos bioactivos que contiene son clave para el cuidado de la salud pues ayuda a prevenir enfermedades. En definitiva, los beneficios de la manzana en nuestro organismo son múltiples.

Pero en nuestra era, la fruta durante su cultivo suele exponerse a altas dosis de químicos, como los insecticidas, para facilitar así un crecimiento efectivo. Por eso muchas personas suelen quitarles la piel antes de consumirla para así no ingerir cualquier posible sustancia nociva para la salud, al haber estado expuesta al exterior y haber acumulado también suciedad. Sin embargo, en el vídeo te explicamos el motivo por el que deberías dejársela. Existen muchos tipos de manzanas y seguro que encontrarás aquellas con las que hasta la piel te resultará irresistible.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Este es el alimento que más intoxicaciones causará este verano

Cómo identificar y evitar los alimentos ultraprocesados