ESTE ATAQUE AL CORAZÓN widow maker PROVOCA MÁS VIUDAS QUE SUPERVIVIENTES

ESTE ATAQUE AL CORAZÓN widow maker PROVOCA MÁS VIUDAS QUE SUPERVIVIENTES

Cómo resucitó el cómico Kevin Smith tras sufrir un temible infarto masivo

El actor que interpretaba a Silent Bob en la saga ‘Clerks’ tuvo que suspender el pasado domingo la segunda función de su show. Si no hubiera recibido atención médica inmediata, habría muerto de un ataque al corazón. Esta enfermedad mata a 700.000 estadounidenses al año y está relacionada con los hábitos de vida poco saludables.

Kevin Smith
Kevin Smith | GTRES

“Después del primer show de esta noche he sufrido un infarto masivo. El doctor que me salvó la vida dice que tenía la arteria descendente anterior izquierda [LAD, por sus siglas en inglés], la “enviudadora”, completamente bloqueada. Si no hubiera cancelado el segundo show habría muerto esta noche”.

 

Con estas contundentes palabras, el cómico estadounidense Kevin Smith explicaba desde el Hospital Glendale Adventist cómo su corazón estuvo a punto de fallarle el domingo pasado. Apenas unas horas antes subía una foto previa al show de stand up comedy, imagen que en los últimos días se ha llenado de mensajes de ánimo de los espectadores que se quedaron sin espectáculo aquella noche.

Síntomas y tratamiento

A pesar de los antecedentes familiares y la predisposición genética -su padre falleció precisamente por un infarto masivo y su madre lleva dos stents para controlar sus problemas coronarios-, nada hacía pensar que sus arterias estaban a punto del colapso. Kevin Smith se encontraba bien, había tenido un buen primer show, la noche prometía risas y aplausos. Pero durante el descanso, en el camerino, el cómico tuvo que tumbarse para recuperar el aliento, sin saber que estaba sufriendo un infarto.

“Entre el primer y segundo show empecé a encontrarme mal… con náuseas, malestar, sudores fríos. Decidí tumbarme unos minutos para ver si mejoraba, pero entonces sentí cómo me faltaba el aire para respirar. Ni se me pasó por la cabeza que fuera un infarto. No sentí dolor como tal en el pecho, solo era incapaz de llenar los pulmones y continuaba encontrándome muy mal”, explica Smith.

Con su insuperable sentido del humor, el cómico y creador de la saga de culto de los 90, Clerks, narra en un vídeo en directo cómo fue el ingreso hospitalario y la dramática decisión de operarle para colocar un stent.

“Me llevaron al hospital y en la sala de urgencias estaba rodeado de médicos, tumbado en la cama, preguntándome nombre, edad… todo ese rollo que se ve en Anatomía de Grey. Y de repente alguien dice: “Tienes un infarto masivo y vamos a tener que llevarte a la sala de operaciones para ver cómo está el corazón”. ¿Perdona? No puede ser. No me duele nada, solo me cuesta respirar”, recuerda el actor.

“Hay dos cosas que me aterrorizan en la vida: la muerte, número uno. Y dos: gente mirándome el pene. Obviamente no quiero ser juzgado: es muy pequeño. Así que mientras el médico que me iba a salvar la vida me decía: “Verás, tienes que quitarte la ropa interior… para que pueda operarte”, yo intentaba negociar: “Mira, tío, si me tengo que quitar la ropa interior va a ser mi segundo ataque al corazón”. Al final no le quedó más remedio que dejar que le colocasen un stent coronario desde la ingle.

El infarto conocido como “Widow Maker” (porque su tasa de mortalidad es tan alta entre los hombres que suele dejar más viudas que supervivientes) ha sido desde los años 60 y 70 el caballo de Troya silencioso que mata a un ritmo de 700.000 muertes al año en Estados Unidos.

La predisposición genética influye, como en el caso de Kevin Smith, pero también son determinantes los hábitos de vida poco saludables -sedentarismo, tabaquismo, dieta rica en grasas saturadas- , que a su vez repercuten en altos niveles de triglicéridos y colesterol malo y bajos índices del colesterol bueno, presión arterial alta, problemas de azúcar y sobrepeso.

La clave del elevado colesterol malo está en las plaquetas en sangre, que se acumulan en las paredes de las arterias y las obstruyen hasta el punto de que el flujo sanguíneo no llega al corazón. Los stents son prótesis tipo malla que se introducen en la arteria femoral y ascienden por el catéter hasta la zona bloqueada, para “apuntalar” las paredes de esa arteria y evitar que vuelvan a obstruirse.

El documental The WidowMaker -premio Mass Impact 2014 en el Boston Film Festival- hace una crítica al sistema médico norteamericano, que prioriza salvar del infarto masivo con intervenciones quirúrgicas frente a la teoría de que es una enfermedad previsible y evitable con pruebas de diagnóstico precoz. Sea de una forma u otra, después de esta experiencia el cómico ya se está planteando adoptar nuevos hábitos de vida saludables.

 

Andrea Barros | @Tecnoxplora | Madrid | 01/03/2018

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.