TecnoXplora » CienciaXplora

EL CONSUMO DE ALCOHOL Y TABACO TAMBIÉN SON CAUSAS DE LA ENFERMEDAD

Las bebidas calientes pueden incrementar el riesgo de padecer cáncer de esófago

Científicos del International Journal of Cancer han probado la relación entre el consumo de bebidas calientes y el cáncer de esófago.

Publicidad

El cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo. En particular, el cáncer de esófago se llevó por delante la vida de 1.824 personas en España en 2018, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Respecto a esta enfermedad, los científicos han descubierto una nueva posible causa, el consumo de bebidas calientes.

Según las evidencias científicas publicadas en un artículo de International Journal of Cancer, el consumo de bebidas calientes puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de esófago. Esto no quiere decir que lo provoque, pero sí que puede estar relacionado. Por otra parte, hábitos como el consumo de alcohol o tabaco también pueden contribuir al desarrollo de este tipo de enfermedad.

Lesión térmica en el esófago

De acuerdo con los científicos que elaboraron el estudio, este tipo de cáncer puede aparecer a lo largo de todo el esófago. La enfermedad afectaría a la mucosa del aparato, que es la cubierta interna del mismo.

El estudio se realizó investigando 59 artículos previos, publicados de 1974 a 2008, sobre el cáncer de esófago y su relación con el consumo de bebidas calientes. En conjunto, se obtuvieron conclusiones acerca del consumo de bebidas como el café, el mate y el té y el riesgo que conlleva su consumo, el de provocar lesiones térmicas en la mucosa del esófago que desencadenen un cáncer.

En el conjunto de las bebidas, la publicación del International Journal of Cancer publicó que no existía evidencia de que la cantidad consumida de café o té estuviera asociada con el riesgo de padecer cáncer de esófago. En el caso del mate, los resultados sí indicaban que la cantidad estaba relacionada con el riesgo de sufrir la enfermedad, pero solo se realizaron estudios en América del Sur, región donde tradicionalmente se consume esta bebida.

Sin embargo, la mayoría de las publicaciones analizadas afirmaban que existía un aumento significativo del riesgo de padecer cáncer de esófago si se consumían estas bebidas, café, té o mate, a una temperatura alta, por encima de los 65 ºC.

Asimismo, los científicos reiteran su mensaje de que es la temperatura a la que se ingiere, y no la cantidad que se consume, la que puede hacer que una bebida suponga un riesgo para la salud. Sin embargo, los investigadores recuerdan que otros hábitos, como fumar o consumir alcohol, también son causas del desarrollo del cáncer de esófago.

Por tanto, los resultados de este estudio no indican que no haya que consumir bebidas calientes; sino que hay que procurar tomarlas más templadas, para evitar que se formen lesiones térmicas en la mucosa del esófago.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando tienes mucha hambre?

Publicidad