TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

EL ARTE DE LA ASTROFOTOGRAFÍA

Cómo fotografiar la Luna con un telescopio, una cámara o hasta con un iPhone

Seguro que muchos de vosotros habéis pensado alguna vez en hacer una foto a la Luna alguna noche que la habéis encontrado próxima al horizonte, una lluvia de estrellas o un eclipse. Con telescopio o sin él, con cámara réflex o con smartphone, hacer estas fotografías es posible.

Luna Sangrante

NASA La ‘Luna sangrante’ se da con el eclipse total lunar

Publicidad

Antonio Pérez Verde | @aperezverde | Madrid
| 23.07.2014 11:13

Una buena astrofotografía, que así se llama la fotografía del cielo, puede salir muy cara debido al material que puedes necesitar para hacerla, pero hay gente que se dedica a ello y es su forma de ganarse la vida. Es el caso de Daniel López (http://www.elcielodecanarias.com), uno de los más famosos astrofotógrafos de nuestro país, que es capaz de sorprendernos con imágenes como esta:

Imagen de la Vía Láctea sobre el observatorio del Roque de los Muchachos en la isla de La Palma

Bajando de presupuesto, también podemos hacer imágenes decentes. Con un telescopio aficionado de tamaño medio motorizado y una cámara réflex adaptada mediante una “rosca T”, podemos hacer varias tomas de cualquier objeto celeste y post-procesarlas para obtener imágenes de galaxias y nebulosas, como por ejemplo ésta:

Imagen de la nebulosa planetaria conocida como Dumbell tomada desde Enguídanos (Cuenca)

Pero tranquilos, que si no disponéis de telescopio, también podéis hacer maravillas nocturnas. Como sabéis, la Tierra gira creando el efecto de rotación de las estrellas, por lo tanto si fijamos la cámara a un trípode, apuntamos al cielo y mantenemos el obturador abierto con un disparador, podemos obtener bonitas imágenes.

Cuando en la imagen aparece el polo norte celeste, se habla de imágenes circumpolares, y ésta es un buen ejemplo donde se aprecia en torno a qué punto parecen girar nuestros cielos:

Imagen de trazos estelares circumpolares tomada desde Enguídanos (Cuenca)

Incluso si tenéis un iPhone o cualquier otro smartphone y un pequeño telescopio podéis hacer fotos de la Luna, o del Sol (¡OJO! Tanto la observación del Sol como su fotografía sólo se debe realizar si se dispone de los filtros correspondientes). Captar los planetas por este método es algo más complicado, pero posible.

El inconveniente es que se requiere de un buen pulso, o de lo contrario, de tres personas: una que sujete el smartphone con la cámara frente al ocular del telescopio, otra que toque la pantalla para enfocar y una última para disparar. El resultado es este:

Imagen de la luna tomada con un iPhone 5s en Enguídanos (Cuenca)

Como veis, es muy sencillo hacer fotografía astronómica partiendo desde un smartphone o una cámara fijada en un trípode. Además, a lo largo y ancho de nuestra geografía son cada vez más típicos los congresos o cursos de astrofotografía.

Si tenéis interés en aprender más, los días 1, 2 y 3 de agosto en las localidades abulenses de Arenas de San Pedro, El Arenal y El Hornillo tendrán lugar unas jornadas de astrofotografía para iniciarse y aprender a fotografiar el cielo. Aquí podéis consultar el programa. Y… ¿quién sabe? ¡Quizás el día de mañana os convirtáis en consolidados astrofotógrafos!

Publicidad