TecnoXplora » Apps

TRAS LA KEYNOTE DEL 8 DE JUNIO

Por qué Apple Music lo va a petar... y por qué podría no hacerlo

Apple presentó su nueva herramienta de música en streaming. Pasadas unas horas, ya ha sido un absoluto fracaso y la revolución más importante del sector musical desde que John Lennon se compró su primera guitarra. A la vez. El caso es que lo petará. O no. Eso lo dejamos para los gurús. Pero si lo hace -o no-, será por esto.

Apple Music

Apple Apple Music

Publicidad

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Madrid
| 09.06.2015 13:31

Cada vez que un directivo de Apple pisa un escenario tiemblan los cimientos del sector tecnológico. Luego, pasados unos meses, vemos que tal vez tenga más que ver con que estos cimientos son pies de barro y que el sector es ególatra como pocos, pero el caso es que, en la conmoción posterior a las presentaciones de los de Cupertino, toca hablar de cómo van a cambiar el mundo (el primero, al menos). Y Apple Music no va a ser menos.

A grandes rasgos, Apple Music es el Spotify de los de la manzana. De hecho, la interminable presentación -le están cogiendo gusto a esto y no mola- podría haberse reducido bastante si se hubiesen limitado a decir eso mismo. “Pues... hemos cogido lo que es Spotify, lo hemos hecho más cuqui y tiene nuestro catálogo ¿Preguntas? Sí, claro, cuesta lo mismo. Bueno, pues gracias a todos por venir”.

Pero no. Tampoco simplifiquemos, por Apple Music lo va a petar. Mucho. Encima, en este caso ni siquiera tienen que demostrarnos que es el futuro de la industria, porque ya lo ha hecho Spotify ¿Y las recomendaciones? Eso se lo curró Beats y solo tuvieron que comprarles. La innovación sería la radio 24 horas... y tampoco, porque ya existe. Se llama radio.

Pero funcionará

Entonces, ¿por qué va a ser grande? Sencillo: porque no existía. Apple tiene un poder de convocatoria y convicción que no tiene, ni de lejos, ninguna otra empresa del sector. Si llegan ellos y te dicen que ahora la música se escucha así, toca asentir. Pero además se han traído otros argumentos.

El primero es el catálogo y por varios aspectos. Para empezar, porque Apple no es Spotify. Una cosa es meterse con el nuevo y otra ir a por el'quarterback' con brazos como barras de pan Bimbo. Habrá artistas y discográficas a los que no les guste este modelo de negocio, pero serán pocos los que se atrevan a quejarse y mucho menos a salir. Y, claro, eso por no hablar de que el catálogo ya es más extenso, pues tiene a los dos grupos que se han resistido a entrar en otros servicios: AC/DC y The Beatles.

Otra de las claves será el precio, a pesar de que en apariencia es el mismo: 9,99 dólares. Sin embargo, hay un plan familiar de 14,99 dólares al mes para hasta seis miembros contra el que difícilmente podrán competir sus rivales (Spotify ofrece una segunda cuenta a mitad de precio). Y encima este pago se hará directamente con los datos de la tarjeta de crédito que muchos ya tienen asociada a su cuenta de iTunes, la misma que la de la Apple Store.

¿Y si no funciona?

Claro que también podría darse el caso de que Apple no lo petase. No todo son 'home runs' (sí, aunque sean el 'quarterback') y podrían fracasar. No sería la primera vez y ya están cometiendo algunos de los errores que les han sentenciado otras veces. El peor de ellos, ignorar a la competencia, aunque sea temporalmente.

Apple Music estará disponible el 30 de junio. Ese día ya podrán descargar la aplicación y usar el servicio los usuarios de iOS, Mac y PC. Los de Android, sin embargo, tendrán que esperar a otoño (aún no hay fecha definitiva). Windows Phone no tiene ni fecha.

Apple podría sacar Music para todos los sistemas operativos el mismo día sin problema. Incluso podría estar disponible en Ubuntu Phone, si hiciese falta. Otra cosa es que quiera, claro, y sus motivos tendrá, pero poder, puede. No es sensato ignorar -aunque sea momentáneamente- a la plataforma con más usuarios, ni aunque se justifique con problemas de compatibilidad o infraestructura, cosa que, en cualquier caso, no han hecho.

Por último está un problema que la firma de la manzana no solía experimentar y al que últimamente se tiene que acostumbrar: llegar tarde. Le pasó con los relojes inteligentes (si bien tampoco parece un drama) y le podría ocurrir con Music. Los usuarios, en general, somos vagos. Si pasamos meses ignorando una actualización de Adobe, ¿cómo nos vamos a plantear cambiar de servicio con todo lo que ello supone (cancelación, creación de listas...)?

No es algo grave, pero podría serlo si Apple Music no gana tracción rápidamente. Y para ello solo puede usar la misma técnica que el 'quarterback' que quiere ganar el campeonato estatal (por Timmy): ser el mejor ¿Lo es?

Publicidad