La aplicación de mapas de Google es mucho más completa de lo que nos imaginamos, hasta un punto casi enfermizo en algunos casos. Nos ofrece multitud de herramientas para poder planear al milímetro cada uno de nuestros desplazamientos, y no solo en un sentido figurado, sino haciéndonos una idea nítida de qué es lo que nos encontraremos durante nuestros días de vacaciones o en los que hayamos programado visitar ese lugar. En este caso se trata de una función que nos permite predecir el tráfico que va a haber en un determinado lugar en un determinado día y hora. De esta manera podemos planificar mejor el momento en que nos moveremos por esa zona para evitar retenciones.

Así es la particular bola de cristal para predecir el tráfico de Google Maps

Como es lógico, Google no tiene una bola de cristal para decirnos exactamente cuál será el tráfico que encontraremos en un determinado lugar. Sino que son muchos datos, el conocido como Big Data el que puede crear un patrón de comportamiento del tráfico en un determinado momento y lugar que elijamos. Y eso es precisamente lo que hace Google con su herramienta de mapas online. Porque tiene un modo en el que podemos movernos por un calendario y saber más o menos cuál será el tráfico que nos encontraremos en un lugar en un determinado momento.

El tráfico de Madrid para un viernes a las tres de la tarde | Tecnoxplora

Para ello debemos acceder a la herramienta de Google Maps online, y dentro de ella seleccionar un pequeño menú que vemos en la parte inferior del mapa, y que nos da a elegir entre dos tipos de visualizaciones del tráfico. Una de ellas es la de ?tráfico en directo- en la que como su propio nombre indica podemos ver el tráfico en tiempo real, con las retenciones que se están produciendo en ese mismo momento en la zona del mapa donde estamos mirando. Justo debajo dela opción del tráfico en directo, podemos seleccionar otra opción llamada ?tráfico típico- que es el lugar donde vamos a poder ver el tráfico que se espera en base a los datos que tiene Google en su poder aplicados por sus algoritmos.

Al elegirlo se despliegan diferentes opciones, que nos permiten por un lado elegir el día de la semana que queremos consultar, o también la hora del día. Con los deslizantes podemos ir modificando estos datos, mientras vemos como en el mapa van cambiando los colores de las diferentes vías. Verde para las zonas sin problemas de tráfico, y rojo en el otro extremo, para advertirnos de que en ese día y a esas horas lo normal es que te encuentres un atasco. Por tanto sí, Google Maps es capaz de predecir el tráfico que va a haber en una determinada zona, lo que sin duda es uno de los ejercicios de predicción más ambiciosos que hemos visto en una app de este tipo. Como es lógico estos datos no hay que tomárselos al pie de la letra, pero desde luego son un buen indicativo de lo que podríamos encontrarnos en un determinado momento en una determinada carretera.