TecnoXplora » Apps

SILENCIA TU MÓVIL, PERO NO LO GUARDES EN EL BOLSILLO

Disfruta más de los museos con tu smartphone

El teléfono era un elemento extraño y molesto en un museo hasta que se convirtió en inteligente. Y las infinitas posibilidades lo han convertido en un elemento más en una visita cultural. ¡Y no solamente para fotografiarte junto a las obras de arte!

'Horror vacui' turístico en el Museo del Louvre

Herald Groven (Flickr) 'Horror vacui' turístico en el Museo del Louvre

Publicidad

Los museos y centros de arte no son ajenos a las nuevas tecnologías, y mucho menos sus visitantes. Basta con observar alguno de los más concurridos para ver a hordas de gente que no se separa de sus smartphones ni delante del 'Gernika' y que elevan de categoría la palabra del año ('selfie') fotografiándose con cuadros famosos ('artselfie').

Éste no es el lugar para hablar de la banalización o la pérdida de aura del objeto artístico, ni tampoco el de estudios científicos que aseguran que se recuerda menos la visita un museo si se fotografían sus obras. Muchos pensarán que se reduce la cultura a una suerte de 'fast food', pero lo cierto es que los dispositivos móviles, las aplicaciones y las redes sociales son una nueva puerta al gran público en un planeta en el que hay más objetos conectados a internet que personas.

¿Qué triunfa en la era digital en los museos?

Los códigos QR son protagonistas en las exposiciones de los museos, ya que es una manera de ofrecer información accesible a cualquier móvil con conexión a internet sin importar su sistema operativo. Aunque, en España, la asignatura pendiente de muchos museos está en adaptar su web a smartphones, según el estudio 'Los museos en la era digital', elaborado por Dosdoce.com y Ende comunicación.

Pero los códigos QR son un complemento para una visita guiada, ya que existen otras tecnologías, como la realidad aumentada, muy útil en visitas a yacimientos, catedrales e incluso en colecciones artísticas. Por ejemplo, el Museo de Londres ofrece a los que visiten la ciudad la posibilidad de ver imágenes antiguas superpuestas mientras orientan su teléfono hacia una u otra dirección.

Algunas instituciones, como el Getty Museum o el Metropolitan de Nueva York, utilizan la app de reconocimiento de imagen Google Goggles para que el visitante pueda escanear parte de su colección y obtener todo tipo de información y detalles de sus obras. Con esto podemos decir adiós a las audioguías, pero también podríamos pedir, ya de paso, que pongan Wi-Fi en todas las salas de los museos, una una carencia primordial de muchos de ellos.

No vamos a abandonar al gigante de Mountain View, ya que el Google Art Project es posiblemente una de las mejores herramientas de las que disponen los museos para “actualizar” su espacio virtual a los nuevos tiempos. La colección de fotografía, con una resolución excelente, de la Fundación Mapfre (que, además, cuenta con una app muy recomendable) es una buena muestra de la potencialidad de divulgación que permite este proyecto.

Los museos se apuntan a las apps

Aplicaciones de museos las hay de todos los tipos: informativas, interactivas, multimedia, infantiles,... Puedes ver una lista de muchas de ellas en este tablero de Pinterest de Nuria Arbizu.

Entre los museos que mejor trabajo han hecho con sus apps se encuentra el MoMa, con la que se puede planificar la visita, conocer detalles pequeños de las obras 'in situ', escuchar comentarios de los comisarios, elegir listas musicales durante la visita...

La Tate Modern ha desarrollado 16 apps, algunas de índole más 'light' y otras de gran utilidad educativa, como una guía con términos artísticos. También se han preocupado de los más pequeños, poniendo de relieve el aspecto de la 'gamificación' de este tipo de aplicaciones, diseñadas enseñar divirtiendo.

Tate Trumps, un juego en el que las cartas son obras de arte, es un buen ejemplo del buen hacer del museo londinense, que además ha concebido la app para varios jugadores a la vez. El detalle de que normalmente visitamos los museos acompañados y que enajenarse con tu smartphone ignorando a los demás es algo complicado lo deberían tener más en cuenta a la hora de desarrollar apps para visitar estos lugares.

width=

En España, la app del Museo del Prado te ofrece cinco itinerarios dentro de su colección y el Reina Sofía ofrece acceso a más de 600 minutos en audio de información (en inglés y castellano) de sus fondos y exposiciones temporales.

Museos y redes sociales

Twitter es el verdadero filón de las instituciones culturales. La Tate Gallery ha sido, otra vez, pionera en realizar la primera visita guiada a través de Twitter en una exposición de Roy Lichtenstein, en la que el mismo comisario respondía a preguntas de los tuiteros. En España, el director artístico del Museo Thyssen, Guillermo Solana, convirtió su cuenta de Twitter en un aula de historia de arte durante once días, en los que explicó (con el hashtag #Thyssen140) once obras maestras de la colección y cuyo resultado puedes ver en este Storify.

width=

Las redes sociales no solamente están para la simple difusión de la agenda del museo o para satisfacer las dudas de sus seguidores, también se pueden utilizar de manera creativa, haciendo partícipe al visitante. Tumblr es un gran ejemplo de una herramienta que permite gestionar una comunidad de visitantes, publicando contenido realizado por ellos mismos, previa solicitud o de manera espontánea.

The Art Institute of Chicago, en una exposición sobre arte y moda en París del siglo XIX, creó un personaje que iba retratando la forma de vestir del siglo XXI y comparándola con los cuadros de la exposición, compartiendo las imágenes en Tumblr, donde podemos encontrar multitud de cuentas de instituciones culturales.

Publicidad