Hoy en día los niños nacen con un móvil (o una tablet) debajo del brazo: son nativos digitales. Al mismo tiempo que aprenden a hablar y caminar, comienzan a explorar las nuevas tecnologías a través de los dispositivos que sus padres les facilitan.

No existe una edad determinada para su uso. Sin embargo, según la psicopedagoga italiana, Paola Cosolo, así deberían relacionarse los niños con las pantallas según su edad:

0-3 años: no deberían tener contacto con ningún dispositivo, ni la televisión ni la tablet.

3-6 años: recomienda treinta minutos de televisión al día y siempre acompañado de un adulto.

6-9 años: deben aprender qué son las nuevas tecnologías y cómo se utilizan pero no disponer ni de una televisión ni teléfono móvil propio.

El uso de dispositivos como tablets o móviles produce un impacto en el desarrollo físico, emocional, cognitivo y social de los niños. Además, estos se exponen a una serie de riesgos: Cyberbulling, Sexting, manipulación por parte de terceros o visualización de contenido inadecuado.

Sin embargo no todo es negativo. Los niños deben aprender a relacionarse con las nuevas tecnologías desde edades tempranas, ya que están integradas en su día a día. A través de Google Family Link es posible crear un entorno saludable y positivo con el que disfrutar de la infinidad de posibilidades que ofrece Internet de forma segura.

En el vídeo de arriba te dejamos un tutorial con el que podrás aprovechar todas las ventajas que ofrece Google Family Link.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Así puedes evitar que rastreen tu actividad a través de Internet

El malware que puede afectar a tu router o cámara de seguridad