Internet es el pilar de la sociedad de la información. Es accesible cada vez para más ciudadanos de un mundo cada vez más global. Y su presencia en nuestra vida ha ido cada vez en más aumento, convirtiéndolo en un imprescindible. Las facilidades que nos ofrece eran impensables hace tan sólo unos años. Todos los beneficios que ofrece convierte en dependiente a quien utiliza esta red de redes, el lugar desde el que conectamos con el mundo entero, y desde donde podemos llegar a cualquier parte.

Sin embargo, no todo es positivo. A veces su uso puede convertirse en una condena, en especial por su carácter irreversible. Además, a cambio de todo lo que nos ofrece, los usuarios entregamos nuestro bien más preciado en la red: los datos. En este vídeo te contamos un truco con el que podrás evitar que rastreen tu actividad en Internet.

Los dispositivos están constantemente recibiendo y enviando información. Nos llega publicidad de distintas empresas, y en ocasiones no somos conscientes de que estamos exponiendo nuestra seguridad. A los dispositivos móviles les llega información según nuestros datos: los gustos, preferencias, las búsquedas…

La digitalización de las compañías tiene muchas ventajas, como un incremento significativo de la productividad. Sin embargo, muchas de ellas aprovechan la ocasión de las campañas de marketing para, a través de las imágenes que recibimos de sus correos, rastrear nuestra actividad en línea.

No es fácil ser constantemente conscientes de que utilizar los múltiples servicios que la red nos ofrece conlleva regalar información, y esto puede suponer problemas con nuestra seguridad. Pero en este tutorial te mostramos paso a paso el truco para evitar que rastreen tu actividad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cómo saber si tus contraseñas han sido expuestas en Internet

Trucos para no creerse los bulos que circulan por internet