Hasta hace no mucho los usuarios de tiendas móviles descargaban sus apps y juegos de manera independiente y en muchos casos, duplicando o triplicando compras con sus parejas o familiares para poder disfrutar todos de las mismas funciones en sus dispositivos. Pero desde hace ya bastante tiempo no es necesario duplicar el esfuerzo de hacerse con una app que va a usar también tu marido, tu mujer, o tus hijos. Es posible comprar una vez una app o juego y que este pueda ser utilizado por tus personas más cercanas. Os contamos lo sencillo que es poder compartir nuestras compras con esas personas para que también las puedan utilizar de pleno derecho.

Descarga una vez para toda tu familia

Al igual que Spotify, donde podemos escuchar música dentro de la familia varios miembros pagando una sola suscripción, en Google Play podemos hacer algo similar con estas compras familiares que funcionan de una manera similar. Para ello debemos configurar un grupo familiar añadiendo a los miembros que nosotros queramos. Como es lógico, vamos a dejar la picaresca de lado, y a añadir solo a personas que de verdad son familiares, o amigos de verdad. Dejando de lado esta condición, que es responsabilidad de cada uno cumplir, podemos añadir miembros de la familia dentro de la app de la Play Store.

Gestionando el grupo familiar | Tecnoxplora

Una vez dentro vamos a la cuenta, en el menú lateral que aparece al deslizar la pantalla desde el extremo izquierdo al derecho. Aquí vemos una sección llamada “cuenta” que es donde vamos a poder acceder, justo al final, a la sección de familia. Aquí podemos administrar el grupo familiar que hemos creado y añadir por ejemplo nuevos miembros. Para ello solo hay que pulsar sobre “gestionar miembros de la familia” y añadir a nuevos miembros con el signo “más” teniendo en cuenta que podemos enviar hasta cinco invitaciones en total para formar parte de nuestro grupo.

Pulsando a las personas que ya están dentro de la colección familiar podemos elegir si borrarlas de este, pulsando los tres puntos verticales y seleccionando el botón de “quitar familiar” con el que le sacamos de nuestra colección familiar. Si volvemos a la pantalla principal de “Familia” dentro de Google Play podemos entrar en los ajustes de este grupo familiar. Aquí podemos seleccionar las apps que se añaden a Google Play dentro del grupo familiar. Podemos seleccionar por ejemplo que los elementos, las nuevas apps y juegos se añadan directamente a la colección familiar, o que por el contrario necesiten nuestra autorización previa para poder añadir ese elemento a la colección.

Porque en el momento que creamos este grupo familiar, somos nosotros los que lo gestionamos, y decidimos qué es lo que se puede añadir y lo que no, por lo tanto, siempre sabremos qué es lo que se está añadiendo a este grupo. Aunque lo más importante sin duda es que no tenemos que duplicar o triplicar gastos, es innecesario con estos grupos familiares que es una de las mejores características de Google, que no nos obliga a pagar varias veces por una app aunque la usen otras personas, que en realidad, no las han pagado.