No se sabe qué es lo que habrá hecho el creador de Zoom, Eric Yuan, para que haya caído sobre su app una especie de plaga bíblica como la que están sufriendo. Y es que tras unas semanas liderando las clasificaciones de descargas en las tiendas online de iPhone y Android (además de ordenadores), se han sucedido una serie de acontecimientos que está minando por completo su reputación.

De ser la aplicación más popular para teletrabajar en casa, a poco menos que culpable de la muerte de Manolete. Y todo en unas pocas semanas que han llevado a muchos usuarios a replantearse la conveniencia de seguir utilizándola en favor de otros nombres más conocidos de las tecnológicas más importantes, como Apple, Google, Microsoft, etc.

El caso es que lo último que nos llega podríamos considerarlo un bulo, ya que se ha difundido a través de WhatsApp y sin ninguna prueba de veracidad sobre el caso, ya que han acusado, o mejor dicho, han culpabilizado a Zoom de la estafa que ha sufrido una pareja de Jerez de la Frontera, a la que presuntamente han robado 19.000 euros. Decir que este mensaje se ha propagado por la app de mensajería gracias a una nota de audio donde instaban a todo el mundo a eliminar esta aplicación de sus ordenadores.

No se puede concluir que la culpa sea de Zoom

La persona que, supuestamente, inició la cadena del mensaje es una maestra de la ciudad andaluza y afirmaba que "El domingo se descargó mi marido la aplicación de Google [sic], Zoom, y el martes por la tarde entraron en mi cuenta y nos han hecho un fraude de 19.000 euros. Ya sabemos por dónde ha sido porque nos lo ha dicho la Guardia Civil que es a través de esta aplicación [Zoom]".

Además, para dar más veracidad al caso, se adjuntaba una captura de pantalla de un tuit de la Guardia Civil que, supuestamente, venía a refrendar lo ocurrido, cosa que no es real y que se corresponde con un bulo. Ni el Instituto Armado ha publicado un mensaje así, ni da veracidad a la posibilidad de que sea Zoom la causa de la estafa. Otra cosa es que el incidente se haya producido gracias a técnicas de phising donde se han hecho pasar por la app de videochat gracias a un clon del site oficial.

Las técnicas de phising buscan precisamente eso, engañarnos con una web fake que tiene el aspecto de un servicio real, para que piquemos el anzuelo introduciendo nuestros datos personales y bancarios. A partir de ese momento, toman el control de nuestras cuentas y llegan, como en este caso, a realizar dos transferencias de dinero: una de 9.000 y otra de 10.000 euros. Este fraude ya está en conocimiento del banco que, por cierto, se ha posicionado afirmando en un mensaje en redes sociales que sus "equipos técnicos descartan" una relación directa con los "fallos de seguridad de la aplicación Zoom" que hemos conocido en los últimos días.

Por tanto, tres conclusiones importantes: la primera es que estamos ante un bulo; la segunda es que no nos dejemos llevar por este tipo de engaños que recorren estos días las redes sociales y apps de mensajería, buscando siempre fuentes de información oficiales y fiables y, por último y no menos importante, NO confiar de aquellos mensajes que nos invitan a dejar nuestros datos personales, pero sobre todo los bancarios, a requerimiento de un procedimiento que nosotros no hemos solicitado.