Benjamín Prado ha mostrado en Más Vale Tarde su indignación al conocer el trágico suceso ocurrido este martes en Barcelona, en el que cuatro personas, entre ellas un niño y un bebé, han muerto a causa de un incendio iniciado en un local de la Ciudad Condal. La familia vivía en una oficina bancaria abandonada que había sido okupada. Sobre su situación, Ada Colau, alcaldesa de la ciudad, ha lamentado lo sucedido y ha asegurado que los servicios sociales tenían a la familia bajo su radar.

Precisamente, a raíz de estas declaraciones de la dirigente barcelonesa ha manifestado su enfado el poeta. "Si el incendio se puede haber producido por unas velas (como ha planteado el periodista Carlos Quílez), ¿no se dio cuenta Ada Colau de que no tenían luz?", se ha preguntado Prado, que ha añadido: "Creo que era bastante evidente que no había luz en esa casa. Claro, con mandar unos bocadillos no se soluciona el problema de una familia. Mientras muchos vivimos en el siglo XXI, otros siguen viviendo en el siglo XVII. Eso es intolerable".