Madrid es la región de España que menos vacunas ha puesto del total de dosis recibidas: algo más del 25%. Ello, a pesar de que la presidenta Isabel Díaz Ayuso inicialmente se quejaba de que la cantidad asignada a su territorio era insuficiente.

Mamen Mendizábal ha preguntado al respecto al portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que inicialmente ha evitado contestar a la pregunta, afirmando que "el tema de las vacunas es una cuestión absolutamente vital" en la que el Ejecutivo central debe hacer un "ejercicio de transparencia".

El primer edil madrileño asimismo ha aludido a la presencia de una pegatina del Gobierno en las cajas con la vacuna, un detalle que su partido criticó ampliamente cuando las primeras dosis de Pfizer llegaron a España, a lo que la presentadora le ha instado a no irse por las ramas. "Hay un 75% de vacunas en los congeladores sin poner", le ha recordado.

"La Comunidad de Madrid ha dicho cuál es el porcentaje de vacunación que se ha producido, ha dicho cuáles son las causas que justifican ese porcentaje de vacunación y cada uno podrá emitir el juicio que quiera", ha aseverado entonces Almeida, que ha defendido que la intención del Gobierno autonómico es que "el proceso de vacunación cumpla con el calendario previsto".

"Se pondrán todos los medios necesarios para que ese calendario se pueda cumplir, lo ha dicho la propia presidenta", ha insistido, señalando que "tampoco es razonable" que se critique que la Comunidad haya subcontratado la vacunación con la Cruz Roja. "Cuando me vaya a vacunar, me da igual que me ponga la jeringa alguien de la Cruz Roja que me la ponga alguien de la sanidad pública", ha sentenciado

"Pero que las pongan", le ha respondido Mamen Mendizábal, mientras el portavoz popular insistía en que "lo importante es acabar esa vacunación".