La España de 2090 "parece una película de vaqueros", tal y como señala Ana Pastor tras 'viajar en el tiempo'. Mario Viciosa, periodista de 'Newtral.es', le explica que están en un paisaje que podría corresponderse al Parque Nacional de Monfragüe, en Extremadura. Sin embargo, en 2090 se ve muy diferente, ya que no hay rastro de árboles, buitres y, en general, seres vivos.

Y es que, desde 2019 han pasado muchas cosas, entre las que cabe destacar, tal y como indica Mario Viciosa, las "olas de calor reiteradas con temperaturas por encima de los 40 grados", así como "que llueva apenas 50 días al año y que, cuando lo haga, sea mal, de forma torrencial, arrastrando el suelo y haciendo casi imposible la regeneración de bosques".

Además, señala el periodista de 'Newtral.es' que "la gente se ha ido". "La despoblación ha contribuido a que el 80% de la región esté amenazada", afirma. Sin embargo, si se quita CO2 a la 'máquina del clima', el paisaje se reverdece y se salva.

En Murcia, muchos de los paisajes parecen parecidos, pero en 2090 la economía ha cambiado bastante con placas solares, lo único que se puede instalar para aprovechar el sol de esta zona, en ausencia del agua. "Ya en 2019 había cultivos que se habían adaptado, con plantaciones de especies desérticas como el aloe vera", explica Mario Viciosa.

Sin embargo, el periodista alerta de que, "a pesar del paisaje seco y desolador de 2090, seguirán habiendo inundaciones, con lluvias persistentes y muy concentradas en determinados puntos".

Importante subida del nivel del mar

En La Manga, Ana Pastor y Mario Viciosa se plantan en un escenario en el que hay una importante subida del nivel del mar, lo que puede comprometer el desarrollo de una vida normal en la costa. "Hemos construido tan a ras durante tantos años en el Mediterráneo que nos compromete la habitabilidad", lamenta Mario Viciosa.

Vitoria: la ciudad más sostenible de España

De vuelta a 2019, El Objetivo analiza si alguna ciudad española está realizando prácticas para que este aterrador futuro no se produzca. Desde luego, Vitoria, lleva la delantera al resto.

La ciudad vasca, Premio Mundial 'Green City', se ha convertido en la más sostenible de España gracias a la gran implicación que tantos sus ciudadanos como los líderes de los distintos partidos llevan realizando en la lucha contra el cambio climático.

El Objetivo se desplaza hasta allí para ver cómo poco a poco y gracias a diferentes proyectos, Vitoria se ha convertido en un ejemplo para el resto de España. En este vídeo puedes ver el reportaje completo.

La clave, la implicación de la sociedad

Y es que sin ningún tipo de dudas, lo más importante en la lucha contra el cambio climático es la participación ciudadana. Así lo afirman en El Objetivo dos expertos en la materia: Joaquín Araújo, escritor y naturalista, y Manola Brunet, primera mujer que preside la Comisión de Climatología de la OMC.

Araújo destaca en este vídeo que el cambio climático "es lo más grave, caro e injusto a lo que la humanidad se debe enfrentar desde que existe" por lo que resalta la importancia de hablar de ello. "Se está aplazando la toma de decisiones, es una irresponsabilidad absoluta", critica el también escritor.

Por su parte, Manola Brunet resalta la importancia de la implicación ciudadana, sobre todo de los jóvenes: "Confío en que sabrán hacer lo que nuestros políticos no han sabido. Son el futuro".

Como apunta Brunet, las generaciones futuras están más preocupadas por el medio ambiente, un hecho que ayuda en gran medida a que el resto de generaciones abran los ojos sobre el gran problema que le queda a la humanidad por delante.

El Objetivo habla en este vídeo con tres generaciones de mujeres para analizar la emergencia climática a través de sus miradas. Manuela Martín, de 16 años; Edurne Martín de 73 y Yetta Aguado de 40. Aunque pertenecen a generaciones diferentes, todas tienen un mensaje común hacia los políticos, a los que piden que "sean responsables" y actúen contra la crisis climática.

Tú también puedes frenar el cambio climático

El Españolisto se ha propuesto salvar al planeta y lo primero que ha hecho ha sido tatuarse a fuego las palabras reducir, reutilizar y reciclar. Ahora viaja en transporte público y el modo 'ECO' de los electrodomésticos es su mejor amigo, hábitos que cualquiera podría seguir. En este vídeo, El Españolisto te explica cómo hacerlo de la manera más fácil y eficaz.