Irene Ripoll es una de las médicas y médicos que actualmente cursa el MIR y que llevan tres días de huelga en Cataluña en protesta por la precariedad laboral que sufren. Una situación que se ha agravado con la pandemia de coronavirus.

"Estamos afónicos y de aquí no nos moveremos porque estamos cansados de que nos exploten. La vida de un MIR es intentar darlo todo, ayudar y realizar nuestro trabajo, pero con la ansiedad y el malestar de que estamos en formación y que no nos tratan como esto. Al final utilizan nuestros puestos laborales para no contratar a más personas", denuncia en Al Rojo Vivo.

Ripoll asegura que piden "cosas súper básicas" como "un aumento de sueldo", "más formación" y "unas condiciones laborales dignas": "No tenernos más de 24 horas trabajando, son nuestros derechos y la salud de la gente".

"Queremos ser mejores especialistas en el futuro y queremos formarnos, que es lo que viene en nuestro contrato", asegura, recordando que "sí que existen médicos" aunque "las condiciones laborales" poco "dignas" provoca una "fuga de cerebros hacia otros países donde las condiciones son mejores".

"La gente se va porque estamos cansados porque no hemos hecho una carrera para que después nos traten de esta forma", ha zanjado.