La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha señalado que cree que el retorno a las aulas tras el cierre de colegios por el coronavirus "no será desde mayo desafortunadamente," pero esperamos que en mayo, si no todos a la vez, sí puedan progresivamente tener una actividad presencial. Si no, en junio".

En este sentido, ha destacado que los estudiantes "no van a perder el curso por causa del coronavirus", algo que "garantizan todas las administraciones educativas, con el Ministerio a la cabeza".

"Queremos que el curso acabe con algún contacto presencial entre los alumnos y los profesores que les van a evaluar", ha añadido.

Además, ha afirmado, "queremos una evaluación absolutamente justa y equitativa, teniendo muy muy en cuenta las circunstancias que estamos atravesando".

Flexibilidad en la EBAU

"Sé que los alumnos que se aproximan a la prueba de la EBAU, igual que los de formación profesional, están viviendo este tiempo con estrés. Yo les digo que es my importante que sepan que no pueden perder el hábito de estudio, pero que trabajen en casa con sensatez, con sentido común y con sentido de medida", ha expresado Celaá.

"Que no tengan temor a la prueba, porque se va a producir con los mismos niveles de justicia y equidad con los que se han producido las anteriores", ha añadido.

De este modo, la EBAU contará con una cierta flexibilidad. "Lo que la prueba hará será adaptarse a las circunstancias que estamos viviendo. Se abre la opcionalidad dentro de la prueba, porque el objetivo es preguntar a los alumnos acerca de lo que saben, de los contenidos que han podido ver", ha declarado.

La ministra de Educación también ha explicado que en abril, volverán a tener "una conferencia sectorial con todas las comunidades" en la que podrán "analizar las nuevas circunstancias". "Es ahí donde tenemos que saber qué hacer en mayo y a principios de junio", ha señalado.