El tuitero Manuel Bartual ha lanzado un hilo en la red social denunciando la dejadez de las instituciones tras haber dado positivo un niño del aula de la clase de su hijo en un colegio de Madrid.

"Mi hijo comenzó las clases el 8 de septiembre. Seis días después, este mismo lunes, uno de sus compañeros no fue al colegio. Su padre nos avisó de que su hijo había dado positivo en coronavirus", explica Bartual, cuyo hijo tiene cuatro años y comenzaba el segundo curso de Eduación Infantil en un aula burbuja.

El positivo del alumno fue confirmado el pasado lunes, día en el que "el grupo de WhatsApp" de los padres "se llenó de mensajes con muchas dudas y nervios". "Decidimos esperar a que el colegio se pusiera en contacto con nosotros, pero las horas pasaban y nadie sabía nada del centro", explica.

"A última hora del lunes, una madre consiguió hablar con la profesora del aula. Estaban reunidos, y lo único que podía transmitirnos era que necesitaban una notificación oficial por parte de la Consejería de Salud para cerrar el aula. Al no tener todavía esa notificación, el aula seguiría abierta al día siguiente y la profesora acudiría a trabajar. Dejaban en manos de los padres y las madres la decisión de si llevar o no a nuestros hijos a clase", denuncia.

 

Bartual señala que "por supuesto" todos decidieron "no llevarlos". "La mañana del martes, una madre se acercó al colegio. Le comentaron que ellos no estaban capacitados para tomar ninguna decisión, y que la enfermera, que es la coordinadora Covid-19, llevaba desde el día anterior tratando de comunicar el caso a la Consejería de Salud sin éxito", apunta.

El tuitero, ha denunciado "la efectividad de los rastreos de la Consejería de Salud de Madrid": "Finalmente, a última hora del martes, todas las familias del aula recibimos una llamada de la directora del centro. Fue la primera comunicación oficial que recibíamos, para comunicarnos que seguían sin conseguir ninguna comunicación oficial de Salud Madrid".

"El 5 de septiembre, tres días antes de que mi hijo y sus compañeros comenzasen las clases, Isabel Celaá declaró que 'el espacio más seguro para nuestros niños en este momento será la escuela'. El 7 de septiembre, un día antes de que mi hijo y sus compañeros comenzasen las clases, Díaz Ayuso declaró que 'si hay un contagiado haremos test a toda la clase el mismo día y desinfectaremos todo el colegio'. Así que supongo que nada de esto que os acabo de contar ha pasado en realidad. Debe de ser una fantasía, un cuento que me he inventado, porque la realidad que describen Isabel Celaá y Díaz Ayuso no es la que estamos viviendo", ha denunciado.

Bartual asegura que este miércoles "se cumplen 48 horas desde que se comunicó al centro ese primer caso positivo en coronavirus" y denuncia que "el aula sigue abierta, pero vacía por la decisión de las familias": "De la Consejería de Salud de Madrid seguimos sin saber nada".