La Xunta ha decidido levantar las restricciones en parte de la zona interior de A Mariña (Ourol, Alfoz, Lourenzá, Mondoñedi, Trabada, O Valadouro y O Vicedo ya no tendrán limitaciones de movimientos) tras cumplirse los cinco días de confinamiento decretado por las autoridades.

Sin embargo, Burela tendrá desde hoy más limitaciones de movimiento y se mantiene el aislamiento. En Burela se registran la mayoría de casos positivos, 137 de los 182 comunicados este viernes.

Además, de Viveiro a Ribadeo, toda la zona de la cost de A Mariña, sólo tendrán movilidad entre ellos, sin poder salir de esos límites, durante cinco días más, según adelantan a laSexta.

Las demás restricciones se mantienen igual: ocio nocturno cerrado, 50%de aforo en locales, cierre a las 12 de la noche y reuniones de no más de 10 personas.

El presidente de la Xunta y candidato del PP, Alberto Núñez Feijoó, este viernes, en una entrevista ha asegurado que "cuanto más se retrasen las elecciones en Galicia, más riesgo de rebrotes habrá, se nos ha advertido". Según sus datos, a día de hoy hay cinco personas hospitalizadas, y sobre unas 200 personas positivas. "En A Mariña votan más de 55.000 personas. Todos los bares, tiendas... están abiertos. Ningún alcalde me ha pedido cerrar. Hemos limitado aforos y cerrar pronto por la noche. No hay nadie en la UCI en A Mariña".

Y se ha preguntado: "¿Cuándo podemos garantizar que no habrá un brote en todo Galicia? ¿Voy a ser presidente de una Galicia con un Parlamento disuelto? Pido moderación y responsabilidad, aunque veo que no se ha podido conseguir. El derecho al voto es fundamental. Ir a un colegio electoral, con circuitos de entrada y de salida, con gel hidroalcohólico, careta de plástico y mascarillas para los miembros de la mesa, distancia entre quien vota y presidente de la mesa", ha enumerado para asegurar que se han tomado todas las medidas.

La Diputación de Lugo, sin embargo, ha pedido que se suspendan las elecciones autonómicas que se celebran en dos días al igual que hicieron el miércoles diez de los catorce alcaldes A Mariña (ninguno del PP), que remitieron un escrito dirigido a la Xunta pidiendo formalmente el aplazamiento de las elecciones.

Pero este jueves, la Junta Electoral Central decidió rechazar los recursos presentados por Galicia en Común y Marea Galeguista para que se adoptaran de inmediato todas las medidas necesarias para garantizar el derecho al voto en A Mariña con plenas garantías democráticas y de salud.

La Junta Electoral Central argumentó que "en estos precisos momentos" las medidas adoptadas por la Administración autonómica "garantizan unas condiciones adecuadas de circulación para poder acudir a votar". Aunque sí reconoce una "salvedad" y considera que las personas que infectadas con coronavirus no deberían ir a votar.

Recurso al Supremo

Una decisión que tanto Marea Galeguista, cuyo candidato es Pancho Casal, como la coalición En Común-Anova Mareas que encabeza Antón Gómez Reino, llevarán al Tribunal Supremo.

Marea Galeguista ha lamentado en un comunicado que no se establezcan medidas extraordinarias para asegurar el ejercicio de los derechos democráticos de todos los ciudadanos de esa comarca lucense y ha expresado que entienden que, en el escenario que viven, una parte de la población "queda al margen de este proceso democrático" y que no se preservan las garantías sanitarias: "El crecimiento de los contagios evidencia que la situación no está controlada", zanja la nota