Durante el acto de oficialización del acuerdo alcanzado con Ford para que la planta de Almussafes fabrique los nuevos coches eléctricos de la marca norteamericana, Ximo Puig ha sido preguntado por la dimisión de Mónica Oltra como vicepresidenta del Govern de la Comunidad Valenciana.

Puig ha alabado el papel "fundamental y muy significativo" de Oltra dentro de su Govern, confesando que, en lo personal, tiene "afecto" a la exvicepresidenta. "En ningún momento he visto que se desestabilice el Gobierno; he defendido en que había que buscar una solución conjunta, reiterando mi confianza en que no hay nada escrito", ha comentado.

Sobre el posible recambio de Oltra, Puig ha afirmado que respeta "todos los tiempos", añadiendo que espera que se trate de "una decisión pronta". "Este Gobierno ha hecho políticas progresistas, pero mirando al interés social. Miramos a la mayoría", ha resaltado Puig.

Preguntado acerca de si hablado con Oltra desde que hizo oficial su decisión de marcharse, Puig ha negado que se haya producido esta llamada, aclarando: "Las conversaciones privadas son privadas siempre".

Durante este acto, Puig ha celebrado la decisión tomada por Ford, por la que cree que "se va a ganar el futuro de la industria automovilística". La factoría valenciana tiene una plantilla de 6.000 trabajadores, encadenando un ERTE tras otro, el último vigente hasta el próximo 29 de julio.