El TSJM rechaza suspender las elecciones en Madrid y avala celebrar los comicios el próximo 4 de mayo. Así lo ha decidido la Sección Octava de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia, que días antes había acordado habilitar con carácter de urgencia la tramitación y resolución del recurso interpuesto por los letrados de la Asamblea de Madrid contra el decreto de Isabel Díaz Ayuso para disolver la Asamblea de Madrid y convocar elecciones en la comunidad.

Los jueces han optado por esta decisión tras examinar el requisito de apariencia de buen derecho que subyace en la pretensión del recurso presentado: "La interpretación sistemática, literal y lógica de los preceptos estatutario y legal reproducidos -avanza la resolución-, nos permite identificar desde ahora no cuál es el interés que ha de prevalecer por su relevancia, sino el que, en la igualdad de condiciones que aquí se da, debe ser protegido porque podría quedar definitivamente afectado, o, mejor dicho, suprimido, en caso de aceptarse la tesis de la parte actora y de acordarse la medida cautelar solicitada".

Por los motivos expuestos, según el TSJM, procede "denegar la medida cautelarísisma y cautelar solicitada". De esta forma, considerarían que con el acuerdo del Consejo de Gobierno basta para disolver la Asamblea. No obstante, esta decisión es susceptible de recurso de casación ante el Tribunal Supremo, e incluso ante el Constitucional. Lo cierto es que aunque el TSJM argumenta que su decisión sobre las medidas cautelares no anticipan la resolución sobre el fondo del asunto, de facto ya entra en él y le da la razón a Ayuso. Se resuelve así de momento este monumental 'lío' político que comenzó, de forma sorprendente y contra todo pronóstico, días atrás en la Región de Murcia.

Madrid va a elecciones porque está en su derecho"

Díaz Ayuso (presidenta de Madrid)

Los principales líderes madrileños no han tardado en manifestarse al respecto de la decisión de la justicia madrileña, empezando por la presidenta de la Comunidad. "El 4 de mayo, Madrid va a elecciones porque está en su derecho", ha destacado Isabel Díaz Ayuso a través de su cuenta de Twitter, misma red social en la que no ha tardado en expresar su opinión Mónica García, diputada de Más Madrid: "Se consuman unas elecciones irresponsables. No hay problema: Me enfrenté al virus y me enfrentaré a Ayuso. Estoy preparada para echarla de la Puerta del Sol". Quien también ha criticado esta convocatoria ha sido, precisamente, el que hasta ahora era vicepresidente del Gobierno madrileño, Ignacio Aguado.

"Con 1.641 personas hospitalizadas, 424 en UCI y 447.101 en paro, Ayuso ha decidido convocar elecciones. Su capricho es lo primero. Nos costará 20 millones de euros. Si tiene hijos, cuente con que no habrá colegio. Un despropósito todo", ha denunciado el dirigente de la formación naranja en redes sociales. En contraposición, Rocío Monasterio, portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, ha celebrado la decisión del tribunal de justicia madrileño, limitándose a señalar, también en Twitter: "¡A elecciones en Madrid!".

También se ha mencionado al respecto de esta sentencia Ángel Gabilondo. El líder de los socialistas madrileños ha afirmado que respeta "la decisión del TSJM", al tiempo que valora "positivamente la celeridad de la resolución", y ha añadido: "Llamamos a la participación y a la movilización para constituir la Asamblea como representación de la voluntad ciudadana. Estoy y estamos dispuestos a hacernos cargo del Gobierno de Madrid". En esta línea, la diputada de Podemos en la Asamblea Isa Serra ha lamentado, por su parte, que el TSJM haya dado "la razón a Ayuso", y ha criticado que la presidenta regional "quiere seguir jugando con nuestras vidas y meter a la extrema derecha en el gobierno". Sin embargo, ha precisado: "Nos ha dado una oportunidad para echarla, acabar con décadas de corrupción y saqueo, y hacer un gobierno progresista. No la desaprovecharemos".

Un lío que empezó en Murcia

Nada hacía indicar que este miércoles, 10 de marzo, fueran a temblar los cimientos del terreno político español hasta que, a primera hora de la mañana, Ciudadanos Murcia presentó una moción de censura fraguada en la noche anterior, la del martes, entre el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y el coordinador territorial, Santos Cerdán, por un lado, y el vicesecretario general de Ciudadanos, Carlos Cuadrado, por otro. Aquel órdago contra el Gobierno del popular López Miras en Murcia, funcionó como una onda expansiva que llegó a Madrid.

Pocas horas después, el PSOE y Más Madrid presentaron dos mociones de censura al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid con el objetivo de evitar que la presidenta autonómica convocara unas elecciones adelantadas; objetivo torcido, porque de un momento a otro Ayuso apareció para anunciar por cuenta propia la convocatoria de elecciones en la Comunidad e impedir así que las mociones de censura prosperasen.

Poco después, la propia presidenta de la Comunidad intervenía ante los medios de comunicación para justificar su decisión temiendo que en el territorio madrileño ocurriera lo mismo que había sucedido en Murcia. Unas declaraciones que no sentaron nada bien a su socio de Gobierno. Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, afirmaba no dar crédito a las palabras de Ayuso, asegurando que "mentía" y tachándola de "irresponsable". En cualquier caso, este cruce de acciones entre los partidos de la oposición y la primera fuerza del Gobierno autonómico provocó un auténtico terremoto jurídico.

La razón, si bien las mociones de censura presentadas por los socialistas y los diputados de Más Madrid contra Ayuso llegaron al registro antes que la convocatoria electoral y fueron admitidas por la Mesa de la Asamblea, esta situación derivó en un mar de dudas entre políticos e incluso juristas que aún hoy sigue siendo objeto de debate: ¿prevalecía la convocatoria de elecciones o la moción de censura? La justicia ya se ha posicionado al respecto: podría salir adelante la convocatoria de elecciones con arreglo a lo que dicta la ley.