El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos niega haber escuchado hablar de la 'Operación Kitchen' durante su etapa como alto cargo de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior.

Así lo ha asegurado este jueves ante la Comisión Kitchen del Congreso de los Diputados, donde ha rechazado hablar sobre la gestión de los fondos reservados con los que se habría financiado el espionaje a Luis Bárcenas. "Llámenme a la comisión de secretos oficiales y tendrá cumplida respuesta de todas las preguntas", ha zanjado.

Pérez de los Cobos también ha afirmado que nunca coincidió ni habló con el excomisario José Manuel Villarejo y que tampoco nadie le habló acerca del extesorero del PP. Según ha explicado, tampoco coincidió en el Ministerio con el comisario Enrique García Castaño, otro de los investigados en la Audiencia Nacional.

Asimismo, el coronel ha negado haber sido testigo de ninguna actividad ilegal en el Ministerio. "Yo no he visto ninguna actividad ilegal ni que rozara lo ilegal en los 12 años que he estado en el Ministerio del Interior", ha aseverado.

Aunque el portavoz socialista, Felipe Sicilia, ha insistido en hacerle preguntas relacionadas con el supuesto uso de fondos reservados para sustraer información sensible a Bárcenas sobre el PP, Pérez de los Cobos ha sostenido que la materia sobre la que se le preguntaba está clasificada.

"Estaría encantado de facilitar cualquier dato que sea de utilidad, pero no podré hacer referencia a aquello que acarrearía responsabilidad penales", ha sentenciado.

"No puedo aportar ninguna información sobre la gestión de los fondos reservados", ha insistido, durante una declaración en la que ha recordado que llegó al Ministerio de la mano del fallecido dirigente socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.

Durante su comparecencia, el coronel ha protagonizado varios encontronazos con el portavoz de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián, a raíz de su papel en la actuación policial durante el referéndum independentista del 1 de octubre de 2017, que Pérez de los Cobos ha defendido.

También a preguntas de la portavoz de la CUP, Mireia Vehí, el coronel ha pedido "amparo" a la presidenta de la Comisión, tras referirse a él la diputada como "memoria viva de lo que algunos llaman las cloacas del estado". "No puedo permitir una afirmación como esa", ha respondido Pérez de los Cobos.

Declación de Manuel Morocho

También ha declarado el inspector principal del 'caso Gürtel', Manuel Morocho, que ha detallado las diferentes "barreras" a las que se ha enfrentando durante estos años, citando un traslado de destino dentro de la Policía, pasando de la UDEF a la Dirección Adjunta Operativa (DAO) bajo las órdenes de Eugenio Pino, y la aparición de un "informe paralelo" sobre Luis Bárcenas.

El diputado del PSOE David Serrada le ha preguntado si estando en la DAO tuvo alguna sospecha de investigaciones paralelas, mencionando la 'operación Kitchen'. En un principio, Morocho ha dicho que no porque su función fue "decorativa", aunque acto seguido ha pedido perdón y ha relatado que "hubo un momento que tuvo la constatación material de la existencia de una investigación paralela sobre el entorno de Luis Bárcenas".

Se trata de una cuestión de la que Morocho -que ha reconocido amenazas y presiones por su investigación, incluso "actualmente"- ya testificó en la Audiencia Nacional en 2019, cuando habló de esta investigación "secreta" sobre Bárcenas que era "coincidente" con Gürtel, pero incluida posteriormente en las bases de datos policiales usando información descontextualizada.

Este jueves en el Congreso ha abundado sobre ello para mencionar este informe en formato Word del que tuvo conocimiento cuando estuvo destinado en la DAO, entre 2015 y mediados de 2016, recordando que el "apogeo" de la operación 'Kitchen' para supuestamente sustraer documentación sensible del extesorero del PP Luis Bárcenas fue entre julio de 2013 y octubre de 2015.