España tendrá un gobierno de coalición entre un partido socialdemócrata y otro más a su izquierda.

"Esto no es tan frecuente porque, normalmente, los partidos a la izquierda de los socialdemócratas suelen preferir quedarse fuera del ejecutivo", ha explicado Pablo Simón, politólogo y profesor de la Universidad Carlos III de Madrid.

Coalición entre partidos con una relación de altibajos. El 12 de noviembre, Pedro Sánchez destacaba que "el proyecto es tan ilusionante que supera cualquier desencuentro". Por su parte, Pablo Iglesias indicaba que era "tiempo de dejar atrás cualquier reproche".

Ahora se atan a un protocolo de funcionamiento para convivir y pervivir. "Un funcionamiento normal y cohesionado", subrayó en ARV Rafael Simancas. Se crearán dos comisiones de seguimiento: una en el Ejecutivo y otra entre grupos parlamentarios.

"Si comparamos con los acuerdos de coalición de otros países es bastante más largo. Indica que el gobierno de coalición empieza con un nivel de ambición alto", ha sostenido Ignacio Jurado, doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Oxford.

Se pacta la lealtad, la máxima discreción, la unidad de acción, la buena fe y hasta cómo actuar ante las discrepancias. "La clave aquí es que la comunicación interna sea fluida, que no se encuentren de manera súbita con crisis que impliquen que un socio vote una cosa diferente que el otro y no estaba preavisado", ha añadido Simón.

Los primeros roces han llegado incluso antes de que todos los ministros juren o prometan el cargo. Primero se filtraron las carteras de Unidas Podemos y luego la formación morada se enteró de la existencia de una cuarta Vicepresidencia.

"No puedo valorar la cuarta Vicepresidencia porque no lo he hablado con mis compañeros y compañeras", respondió en ARV Asens.

Malestar entre los de Iglesias, aunque él mismo ha cerrado filas. "Será un honor y un privilegio compartir rango con tres mujeres y brillantes y frente a los que busquen sembrar cizaña: compañerismo y trabajo en equipo", ha zanjado Iglesias en Twitter.

Pablo Iglesias cierra filas

Recordatorio de los de Sánchez: con Unidas Podemos sólo se acordaron sus ministerios, el resto es potestad del Presidente y se les advirtió de ello.

"No es la mejor manera de comenzar, pero no le daría excesiva importancia. Más adelante no debería repetirse porque existirán estos órganos de coordinación, estarán ya instaurados y en funcionamiento", ha apuntado Jurado.

Porque más allá de la dureza que pueda ejercer la oposición, la comunicación es clave. "Es muy importante porque, pactados cuáles son los desacuerdos, lo importante es que los desacuerdos no sean muy visibles", ha sostenido Simón.

Una mala coordinación de la coalición podría ser su caballo de Troya.