Pablo Iglesias se ha codeado con los círculos morados de la capital que han mostrado su apoyo. Muchachos de la coleta que incluso han emocionado a su líder con un vídeo de momentos estelares de Iglesias: "Me he quedado un poco tocado".

Así que sus primeras palabras han sido para la militancia: "Vosotros sois Podemos, sois los que mandáis y nosotros estamos aquí para obedecer". Un acto que Íñigo Errejón ha visto desde la cuarta fila. Un gesto de acercamiento en pleno debate interno por definir qué línea debe seguir Podemos y que se tratará en el consejo ciudadano.

Errejón ha afirmado que "es un debate de largo recorrido, un debate tranquilo que tiene que ver con qué ser para seguir como motor de la transformación política en España". Debate en el que ya se han hecho evidentes las discrepancias entre ambos. El 6 de octubre Iglesias afirmaba que prefiere "un Podemos que tenga la cabeza en la calle".

El debate también llega a la Comunidades Autónomas sobre romper o no los acuerdos con los gobiernos socialistas si estos se abstienen en una investidura de Mariano Rajoy. Iglesias considera que "las militancias en los territorios tomarán nota". Por su parte, Errejón sostiene que "una cosa es el escenario nacional y otra cosa el escenario autonómico, son dos escalas diferentes".

También el tono puede ser motivo de discusión. Discrepancias que se discutirán en el cónclave de Podemos, como siempre, dicen, han hecho.