Granados confiesa que en su paso por la cárcel ha dejado muchos amigos: "Tengo un gran amigo de raza gitana al que quiero muchísimo y otro colombiano". Niega ser el cabecilla de la Trama Púnica: "Si esa trama existe, yo no formo parte de ella. Yo no he visto financiación ilegal en el PP".

Dispara contra David Marjaliza al que acusa de haber decidido "esparcir basura por algunas razones". Además asegura que ha echado de menos la llamada de Aguirre y de otros amigos poderosos: "Incluso alguno en algún ministerio pero desde luego ‘Paco, tranquilo aguanta’ no me lo han dicho".

Pone nombre y apellidos al origen de todos los problemas de Esperanza Aguirre: "El origen de todas las desgracias de Aguirre está en su afecto y confianza en Ignacio González". Granados no ha evitado responder ninguna pregunta ni siquiera las relacionadas con el famoso volquete: "No me he dedicado nunca al asunto de los volquetes". El exsecretario general del PP sólo reconoce un error: abrir su cuenta en Suiza.