España ha registrado durante el último fin de semana 30.251 nuevos casos de coronavirus y 702 muertes, de acuerdo con el último informe del Ministerio de Sanidad, publicado este lunes, que sitúa la incidencia acumulada a 14 días en 416,91 casos por 100.000 habitantes, la cifra más baja desde el pasado 8 de enero y 80 puntos inferior a la notificada el viernes.

Se confirma así la tendencia descendente en los contagios que se venía observando desde hace varios días. En este sentido, el director del CCAES, Fernando Simón, ha confirmado en rueda de prensa que los datos muestran una "evolución descendente clara que en unas semanas podría ponernos en una situación mucho mejor" de la actual, pero ha advertido de que "estamos todavía en datos muy altos".

Así, aunque ha augurado que "en los próximos días siga bajando" la incidencia de la COVID-19, ha avisado de que "seguimos estando en incidencias muy por encima de los objetivos marcados para tener una situación que nos permita relajar con tranquilidad algunas de las medidas".

A preguntas de la prensa sobre esta cuestión, Simón ha insistido en que, a pesar del descenso de la incidencia, "seguimos estando en una situación muy mala a nivel nacional". "Alguna medida puede a lo mejor relajarse en zonas concretas", ha concedido, advirtiendo no obstante que eso "no quiere decir que podamos rebajarlas todas ni que podamos rebajarlas rápido". "Tenemos que ir muy despacio y con pies de plomo, si no corremos todavía el riesgo de una cuarta ola", ha alertado.

El último balance de Sanidad cifra en 3.086.286 el total de casos de COVID-19 en nuestro país desde el inicio de la pandemia, mientras que las víctimas mortales ascienden a 65.449 desde que estalló la crisis sanitaria.

Por autonomías, la incidencia ha descendido en todas y en estos momentos solo hay cuatro territorios por encima de los 500 casos por 100.000 habitantes: Melilla, Madrid, Castilla y León y la Comunidad Valenciana. Además, ya hay cuatro regiones que han salido del umbral considerado de 'riesgo extremo': a los archipiélagos canario y balear, este lunes se han sumado Cantabria y Extremadura.

En cuanto a la presión asistencial, hay 1.281 hospitalizados menos que el viernes, un total de 21.030 en estos momentos. La ocupación en planta ha bajado un punto hasta situarse en 16,47%, mientras que la ocupación de camas de UCI por pacientes con coronavirus se sitúa este lunes en el 37,95%, dos puntos menos que el viernes. En estos momentos, la única comunidad con este parámetro por encima del 50% es La Rioja (55,17%).

A este respecto, Simón ha explicado durante su comparecencia que los datos apuntan a que "se alcanzó el máximo en ocupación hospitalaria hace unos días" pero que el descenso, sobre todo en UCI, es "muy, muy lento". "Estamos bajando décima a décima", ha aseverado. "Tenemos que garantizar que la incidencia sigue manteniéndose a niveles muy bajos para dar margen a que las UCI se recuperen", ha señalado.

En su anterior actualización de datos, correspondiente al viernes, el departamento que dirige Carolina Darias notificó una incidencia media por debajo de los 500 casos por primera vez en un mes, aunque los datos seguían reflejando una elevada cifra de fallecidos por la COVID-19.