El Partido Popular ha comenzado las conversaciones con Vox y Ciudadanos. La formación no ha querido desvelar estrategias pero, tal y como ha desvelado 'La Razón', el PP estaría dispuesto a ceder otros territorios siempre y cuando lideren la Comunidad y el Ayuntamiento de la capital, de suma importancia por su simbolismo nacional.

El Partido Popular está dispuesto así a ceder otros territorios como Castilla y León, Aragón o Murcia, que dependen de la decisión que tome Ciudadanos para formar pactos, pero no lo harían con la Comunidad de Madrid ni el Ayuntamiento de la capital.

La formación liderada por Pablo Casado se muestra optimista y augura que llegarán a acuerdos, a pesar de la reticencia de la formación naranja por sentarse con Vox y de la negativa de la formación de extrema derecha de rehacer pactos como el de Andalucía, del que, dicen, han "aprendido".

El Partido Popular está convencido de que los votantes de ambas formaciones "no perdonarían" que se dejen los gobiernos de algunas comunidades y municipios en manos de la izquierda por no llegar a un acuerdo entre ellos.

Entre ello, José Manuel Villegas ha asegurado que no van a sentarse con Vox: "Nuestro proyecto para España está muy alejado de las propuestas que pueda tener un partido como Vox. No vamos a sentarnos con Vox a negociar ni entradas en el Gobierno y pactos de Gobierno. No vamos a estar compartiendo tripartitos, vamos a llegar a acuerdos moderados, centrados y con políticas liberales".

También Espinosa de los Monteros ha querido enviar un mensaje a la formación de Albert Rivera: "Invito a los negociadores del PP y de Ciudadanos a que nos sentemos. Que Manuela Carmena sea alcaldesa por el capricho de Ciudadanos sería difícil de explicar a los votantes. Tiene que perder ese afán de protagonismo que le caracteriza y pensar en sus votantes".