A dos días para que se debata la moción de censura de Vox contra el Gobierno, el PP se enfrenta a un dilema: qué votar en una moción en la que la derecha no cuenta con los suficientes diputados para derribar al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

El partido no apoyará la moción, pero debe decidir si se abstiene o vota en contra; sus dirigentes se han reunido este lunes en la sede del partido en Madrid, donde, según ha indicado Pablo Casado, no se ha hablado de la moción de censura.

"Es un tema que a mí no me importa nada", ha sentenciado el líder del PP, que no ha desvelado el sentido de su voto, aunque ha señalado que la posición del partido "está marcada desde el mismo día que se anunció" la moción.

"No voy a gastar ni un solo minuto en hablar de una maniobra parlamentaria que le importará a quien lo propone y probablemente menos a quien la recibe, en este caso al señor Sánchez y el señor Abascal", ha agregado Casado, que ha aseverado que "el PP no va a perder el tiempo en este tipo de cuestiones menores".

"Los que no gobiernan en ningún lado tienen que recurrir a ese tipo de estrategias que están condenadas al fracaso", ha concluido, en la rueda de prensa posterior a la reunión del comité de dirección.

Una moción "trampa"

Por su parte, su llegada a Génova, el portavoz popular en el Senado, Javier Maroto, ha reprochado que esta es una moción "trampa" que "solo fortalece a Pedro Sánchez".

"Esa moción va a acabar con toda la bancada del PSOE de pie aplaudiendo al ganador, que es Pedro Sánchez", ha lamentado, en declaraciones a laSexta, recordando que la aritmética parlamentaria -salvo sorpresa- no permite la mayoría absoluta necesaria para sacarla adelante. "Aunque sumásemos todos juntos, faltarían los votos de partidos como ERC o Bildu", ha señalado.

En este sentido, Maroto ha reprochado a la formación de Santiago Abascal que haya planteado esta moción "sabiendo desde el principio que la pierde". "Solo hace más fuerte a Pedro Sánchez", ha aseverado el senador del PP, que ha sentenciado: "Cuanto más Vox, más Sánchez".

Cuanto más Vox, más Sánchez"

Javier Maroto

"La foto sería siempre Sánchez ganador", ha insistido Maroto, que ha aseverado que la formación de extrema derecha "lo sabe desde el principio, pero les da igual". "La salida a esta situación no es una moción de censura que no suma", ha reiterado, concluyendo que esta "es una moción trampa, que sabe Vox desde el principio, y que solo fortalece a Pedro Sánchez".

"El resultado ya está escrito desde el día en que se presentó la moción: Pedro Sánchez ganador", ha sentenciado.

En idéntico sentido se ha pronunciado el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien, a expensas de conocer la decisión final del partido, ha señalado que esta "es una moción de censura que parece que la ha diseñado el Gobierno para ganarla fácilmente".

"Si realmente lo que se quiere es una alternativa al Gobierno, lo lógico no es proponer mociones de censura unilaterales para que el Gobierno salga más fortalecido", ha afeado a Vox. "Esta no es nuestra moción de censura", ha apuntado.

Álvarez de Toledo rechaza votar 'no'

Por su parte, la exportavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, se ha mostrado contraria a que el PP vote 'no', argumentando que la "inevitable derrota numérica" de Vox en la moción de censura "no es argumento suficiente para rechazarla".

De esta forma lo ha manifestado en un vídeo de Youtube, donde ha defendido que un 'no' de los populares "debilitaría su condición de alternativa" y "reforzaría" a Sánchez.

Así, aunque reconoce que "no hay combinación realista" para que la moción prospere, ha defendido que "a veces no se gana numéricamente, pero sí en autoridad política y moral". "Ese debería ser el debate del PP", ha aseverado, insistiendo en su postura de "no al no".

Preguntado sobre la postura de Álvarez de Toledo, el portavoz nacional de la formación, José Luis Martínez-Almeida, ha señalado que le parece "muy bien".

"En el PP somos un partido plural, abierto, en el que cada uno podemos tener la opinión", ha agregado, aunque se ha mostrado convencido de que todos los diputados respetarán la disciplina de voto. "Estoy seguro de que todos, al margen de lo que podamos pensar, acataremos la decisión que tome la dirección nacional", ha advertido.