Decenas de españoles se encuentran atrapados en Filipinas por las restricciones que está aplicando el país por la crisis del coronavirus. Desde el que el presidente del país anunció el cierre de Manila por tierra, mar y arie a partir del domingo 15 de marzo, los españoles que se encuentran en el país no han encontrado una manera de salir.

Además, denuncian el abandono de las instituciones españoles y señalan que desde la Embajada no les aportan ningún tipo de solucion.

Ana es una de las españolas atrapadas en el país y asegura que llevan "varios días intentando salir del país". Dice que los billetes de avión son "muy caros" y que es muy complicado adquirir uno ya que cuando se realiza la reserva, las aerolineas van cancelando las salidas.

"Desde la embajada nos dicen que compremos un billete y salgamos cuando podamos, pero las compañías están cancelando los billetes y por lo tanto no podemos salir", señala.

"No nos están dando soluciones y las informaciones cambian por horas. Hay gente aislada en islas y no tienen la suerte de poder salir porque está todo cerrado. Todo el transporte está cerrado, hay gente enferma que toma medicación", señala.

Ana asegura que desde la embajada no les aportan soluciones: "Nos dicen que nos apañemos con nuestros recursos. Quizá nos quedemos aquí mucho tiempo. En pocas palabras nos dicen que nos apañemos".

Los españoles atrapados se encuentran en varias localizaciones del país, como el aeropuerto de Cebú o en el de Puerto Princesa (Palawan). Es el caso de otra española que está atrapada en Palawan con un grupo de 80 españoles más y que no consiguen salir del país: "Hace dos días que estamos intentandolo, vamos reservando vuelos y nos los van cancelando".

"Intentamos llegar a Clark (Aeropuerto internacional de Filipinas) y desde allí coger un vuelo internacional y volver a casa pero no hay manera. Estamos intentando hablar con las autoridades locales para que nos ayuden, están cerrando hoteles, todo. No hay vuelos y por tanto aquí hay un grupo de españoles deseando volver a casa y no podemos. Por favor, que nos echen una mano", apunta.

Algunos de los españoles aseguran que el Consulado de España en Filipinas solo les indicó que debían buscar un vuelo para volver a España y les pidió que les enviasen sus datos en un correo electrónico. La única respuesta fue un mail genérico y automático que les remitía a dos archivos de la web sin actualizar.