La querella de la Fiscalía Anticorrupción contra los empresarios Alberto Luceño y Luis Medina por unas comisiones millonarias apunta a que éste último se aprovechó de "su condición de personaje conocido en la vida pública y su amistad con un familiar del alcalde de Madrid" a la hora de contactar con el Ayuntamiento de Madrid para hacer llegar material sanitario en los albores de la pandemia.

Almeida, que negó el miércoles que su familiar tenga una relación de amistad con Medina, lo reiteraba este jueves en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, en la que también ha aclarado que el nombre de su familiar "ya ha salido publicado". Se trata de su primo Carlos Martinez-Almeida, mientras Luis Medina ha señalado en una entrevista en El Confidencial que se trataba de un "hermano" del regidor.

"En relación con la entrevista de Medina, creo que es importante resaltar que queda claro que no tenía ningún tipo de condición de amistad cuando no sabe siquiera si es primo o es hermano del que se está hablando. Caben pocas dudas, por tanto, de que no había relación de amistad", insistía Almeida en primer término. Sin embargo, es el propio escrito de la Fiscalía, al que ha tenido acceso laSexta el que establece esa "amistad".

Según Almeida, Luis Medina contactó con el Ayuntamiento, a través de un intermediario conocido por el "familiar" de Almeida y por el propio Medina, para saber si la corporación estaría interesada en adquirir material sanitario, porque tenía "la capacidad" para llevar a cabo la operación.

"Mi familiar se pone en contacto con una persona del Ayuntamiento, la Coordinadora General de Alcaldía (Matilde García Duarte), que le dice que todos estos ofrecimientos se están remitiendo al buzón de correo de la Coordinación General de Alcaldía", ha explicado. Así, el alcalde pone en el punto de mira a la que sería su mano derecha en el ayuntamiento.

En otra contradicción, Almeida habla de dos correos electrónicos y no uno como dijo en su primera intervención. "Y es lo que hace Luis Medina: manda los correos electrónicos el 18 y el 19 de marzo", señalado ayer.

También ha dicho Almeida que se enteró de que su primo había podido intervenir en el contrato a raíz de las primeras informaciones publicadas y que “por supuesto” ha hablado con su primo aunque en una conversación privada. Sin embargo, según el propio Almeida también, tuvo constancia de la investigación de Anticorrupción desde meses atrás.

Y sigue sin estar claro el contacto de Almeida y Medina. El Ayuntamiento sostenía hasta ahora que sólo había habido contacto con la empresa contratada pero Almeida ha desvelado en su última intervención pública que llamó a Luis Medina para agradecerle la donación de unas 183.000 mascarillas, un extra que iba en el conjunto de mascarillas enviado.

Así las cosas, aún quedan en el aire muchas preguntas que contestar mientras avanza la causa, ahora ya admitida a trámite. En el vídeo que acompaña esta información, el regidor madrileño insiste en sus palabras y defiende su total desvinculación de la trama.